10 buenas razones para comer mijo

El mijo es uno de los cereales más energéticos y contiene grandes cantidades de minerales, especialmente hierro y magnesio. Tiene un sabor dulce y es muy versátil, ya que puede ser el ingrediente principal tanto de una sopa o crema como de unas deliciosas croquetas.

 

10 bones raons per menjar mill - Veritas

  1. Es muy energético, gracias a su elevado contenido en hidratos de carbono de absorción lenta.
  2. Levanta el ánimo. Es conocido por su capacidad revitalizadora y resulta apropiado cuando nos encontramos en un momento de debilidad física o faltos de ánimo. Además, como actúa sobre el sistema nervioso, es una buena defensa ante el estrés y la irritabilidad nerviosa.
  3. Combate la anemia, debido a su riqueza en hierro. Por eso es ideal en el caso de las mujeres con menstruaciones abundantes.
  4. Fortalece los huesos. Actúa con excelentes resultados en la formación de los huesos, de manera que se recomienda a niños y jóvenes durante el crecimiento.
  5. Refuerza la musculatura, por su aporte de magnesio. Es muy apropiado para deportistas, ya que al sudar se pierden minerales. También ayuda a la recuperación después del ejercicio físico, alivia los calambres y fortalece los músculos.
  6. Aporta mucha fibra. Esta característica hace que sea un alimento ideal para regular el tránsito intestinal y controlar el colesterol.
  7. Suaviza la digestión. Estimula los procesos digestivos y es adecuado cuando existen problemas para digerir bien, ya que es fácilmente asimilable.
  8. Frena la acción de los radicales libres. Como es rico en polifenoles flavonoides, representa una verdadera defensa contra los peligrosos radicales libres, capaces de generar enfermedades graves.
  9. Favorece la regeneración celular. Es excelente para fortalecer la salud de la piel, el cabello, las uñas y los dientes.
  10. No contiene gluten, y por ello se recomienda a celíacos e intolerantes.

El mijo tiene un sabor suave, parecido al de las nueces, que casa perfectamente con los alimentos de sabor más fuerte o intenso, a los cuales aporta un matiz fino y especial. El tiempo de cocción es de 20 minutos y se puede añadir a ensaladas variadas tipo tabulé o a un caldo, en sustitución de la pasta.