10 consejos para mejorar la digestión

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

El estrés, las preocupaciones, el poco tiempo que dedicamos a comer, las comidas excesivas, el abuso de aceites y salsas, etc. Provocan que nuestro sistema digestivo esté resentido, y como consecuencia tenemos dolores de tripa, digestiones lentas, somnolencia o cansancio.

Mejorar las digestiones no es difícil, sólo hace falta seguir unas pautas que favorezcan el sistema digestivo, y comer de manera equilibrada y saludable.

1. La fruta, entre horas.

La fruta se tiene que comer a media mañana o a media tarde, nunca al final de las comidas. De esta manera evitamos mezclar muchos alimentos y que fermenten.

2. Evitar el exceso de aceites y de fritos.

3. Comer germinados.

El consumo de germinados (brócoli, soja…) y fermentados (pickles y kefir) nos aporta enzimas que ayudan a romper los trozos de alimentos en moléculas más pequeñas, de manera que favorezcan la digestión y la absorción de nutrientes.

4. Un caldo caliente de aperitivo.
El objetivo es preparar la temperatura de nuestro estómago para que pueda llevar a cabo un buen proceso digestivo.

5. Evitar los líquidos muy fríos.
Durante las comidas es recomendable no tomar agua fría y no beber más de 2 vasos, ya que el exceso de líquido diluye los jugos gástricos.

6. Cenar pronto.
De esta manera tenemos tiempo de hacer la digestión, y como consecuencia mejora la calidad del sueño.

7. Por la noche, verduras bien cocidas.

8. Tomar infusiones digestivas.

9. Masticar poco a poco.
Es recomendable estar aproximadamente veinte minutos comiendo. Después de cada mordisco se recomienda dejar el cubierto en la mesa y masticar bien.

10. Tener una actitud tranquila.
A veces, los dolores de tripa son fruto del estrés, la ansiedad o de las emociones reprimidas.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!