12 meses, 12 pasos para dejar de sentirte agotada: compra con sentido

Compra con sentido es el nuevo consejo de Pilar Benítez para introducir cambios saludables en tu vida, y así dejar de sentirte agotada. 

12 meses, 12 pasos para dejar de sentirte agotada: compra con sentido - Veritas

Muchas veces hacemos la compra pensando en que nuestra familia coma lo que les gusta y no protesten. No nos atrevemos a introducir nuevos hábitos en el menú familiar por miedo a que le pongan mala cara y no coman. De esa forma, la familia acaba comiendo de manera desequilibrada y nosotras también ¿Te suena esta situación?

Aunque la dieta mediterránea suele ser muy saludable, es fácil que nos desviemos de ella y acabemos comprando y comiendo demasiados productos refinados, demasiada carne, embutidos y lácteos, y en comparación pocos cereales integrales, pocas legumbres y poca verdura.

¿Cómo puedes mejorarlo? El 5ª nuevo hábito

El nuevo hábito va a consistir en hacer una compra con sentido. Es decir, en comprar pensando no sólo en comprar alimentos fáciles de preparar y a los que estamos acostumbrados (con los que sabemos que no habrá protestas) para saciar el apetito, sino en tener un buen equilibrio energético que nos permita hacer todas las actividades del día y, además, disfrutarlas.

Para tener energía, lo principal son los cereales integrales: arroz, avena, quinoa, pasta, mijo, trigo sarraceno, pan integral, etc. También hay que tomar alimentos que aporten proteínas dos veces al día, de manera que sean más o menos el 20 % de nuestra dieta. Se encuentran en la carne, el pescado y las legumbres. Las legumbres son muy recomendables como fuente de proteína, muy nutritivas y no contienen grasas saturadas, sino ácidos grasos esenciales, mucho más saludables. También es interesante empezar a introducir proteínas vegetales, como el tofu, el seitán o el tempeh.

Otro gran grupo de alimentos necesarios son las verduras, que deben ser frescas, de temporada y de cultivo ecológico, igual que las frutas, deben formar más o menos el 30-35% de nuestra dieta. El restante 5-10% son otros productos diversos, como algas, aceites, condimentos, semillas, frutos secos, etc.

Hay que darle el valor que merece a la comida ecológica e incorporarla como un nuevo hábito. ¿Alguien quiere que los pesticidas formen parte de su dieta? Yo no, y supongo que tú tampoco. No es necesario obsesionarse ni cambiarlo todo de golpe, pero sí empezar a tomar conciencia e ir introduciendo pequeños cambios.

Por último, tienes que hacerte con un recetario básico, pues si introduces en casa alimentos nuevos y no sabes qué preparar con ellos te vas a frustrar. Aquí encontrarás numerosas recetas y consejos. De todos modos, te adelanto que como mínimo tienes que aprender a preparar el arroz integral, una sopa de verduras, un estofado, unas verduras al vapor, unas lentejas, una crema de verduras, un potaje con cereal integral y algunos platos con legumbres, como el hummus. Durante este primer mes de cambio de hábitos alimenticios tienes que ponerte como objetivo aprender al menos dos recetas nuevas por semana . ¡Adelante, cambia tus hábitos para alcanzar la mejor versión de ti misma!

Sigue adelante adquiriendo buenos hábitos con Pilar Benítez con El Método online ¡Siéntete Radiante! de www.sienteteradiante.com