5 alimentos que protegen los huesos

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

Entre los 25 y los 30 años llegamos a un punto máximo de acumulación de calcio, y a partir de esta edad el organismo lo va eliminando poco a poco. Ahora bien, si nos aseguramos una buena dosis de este mineral a través de la alimentación tendremos más reservas y menos posibilidades de sufrir descalcificación y osteoporosis.

Almendras

Las almendras y los frutos secos en general son una fuente excelente de magnesio, un mineral que regula la absorción y la asimilación del calcio.

Col

Las verduras de hoja verde son una buena fuente de calcio y magnesio, en especial la col rizada o kale. Tenemos que procurar no cocerla mucho para que no pierda los minerales.

Naranja

A parte de la aportación de calcio, el contenido en vitamina C es imprescindible para la formación de colágeno, que favorece la salud del cartílago y el tejido conjuntivo del hueso.

Algas

Son especialmente ricas en calcio el alga hiziki, la wakame, la arame y la kombu.

Sésamo

Las pequeñas semillas de sésamo contienen una mina de calcio en su interior, por eso hay que masticarlas muy bien o comerlas molidas, en forma de sal de sésamo (gomasio) o de tahin, una pasta cremosa de sésamo.

Además, es recomendable beber cada día infusiones de cola de caballo y de salvia, y tomar el sol cada día para producir vitamina D, que facilita la absorción del calcio.

 


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!