5 aliños para triunfar

5 aliños para triunfar… Todos sabemos que un buen aliño marca la diferencia, ya que tiene la capacidad no sólo de aportar sabor, aroma y color, sino de enriquecer nutricionalmente el plato que condimenta. Te explicamos cómo combinar y armonizar los ingredientes para convertir tus ensaladas en el más suculento de los manjares.

5 aliños para triunfar - Veritas

La creatividad para elaborar ensaladas sabrosas, variadas, completas y nutritivas se despierta con la llegada de la primavera. El aliño o aderezo que las acompaña sirve para aportar sabor y añadir un extra de nutrientes. Y, si además es casero, evitas los puntos débiles de las salsas industriales: el exceso de sal y las grasas.

  • Sal: sólo la justa. La cantidad diaria recomendad es de 5 g. Su consumo excesivo favorece la retención de líquidos, trastorna el equilibrio hormonal, provoca problemas menstruales, genera ganas de tomar dulces, produce rigidez en los tejidos y agrava los síntomas asociados a enfermedades del corazón, riñones y el hígado. De ahí que se aconseja tener a mano ingredientes que ayudan a reducir su consumo: salsa de soja, miso, pasta de umeboshi, alcaparras, aceitunas, olivada, gomasio, sal de hierbas o copos de algas.
  • Grasas: aumentar las buenas y reducir las malas. Si preparas los aderezos en casa puedes aprovechar la amplísima variedad de aceites vegetales de primera presión en frío y usar semillas y frutos secos, que triturarás para crear texturas cremosas y oleaginosas.

A la hora de hacer un aliño lo mejor es pensar en una vinagreta tradicional y estudiar su combinación de sal, aceite y vinagre como elementos básicos. A partir de ahí, sea cual sea el condimento que queremos preparar debe tener un ingrediente untoso (aceite, aceitunas, olivada, semillas, frutos secos, aguacate), un punto de sal (alcaparras, anchoas, salsa de soja, miso, umeboshi, copos de algas) y un toque ácido (limón, jugo de pickles). Y sobre esa base puedes añadir otros ingredientes, como hierbas frescas o secas, ajo, cebolleta, mostaza, fruta, etc.

5 aliños para triunfar

  1. Sésamo dulce: una salsa cremosa cuyo sabor agridulce es perfecto para acompañar verduras de hojas gruesas y verdes, como la col rizada o las espinacas tiernas.
  1. Curry-cúrcuma: el toque exótico ideal para condimentar una ensalada con verduras asadas.
  1. Cremoso de jengibre y naranja: para ensaladas de hoja crujiente, de quinoa o de otros cereales.
  1. Verde suave: además de dar a tus ensaladas un toque de color, las enriquecerá con grasas saludables.
  1. Almendra picante: con sabores de inspiración asiática, resulta ideal para aliñar tanto en caliente como en frío. Va muy bien con verduras crujientes, como pimiento, apio, col, zanahoria, guisantes o brócoli verde.