¡Arriba las defensas!

En otoño es recomendable prestar atención a las defensas para evitar gripes y constipados. Si notas más cansancio del habitual, tienes dolores musculares y el cabello frágil te aconsejamos que refuerces tu sistema inmunitario.

¡Arriba las defensas! - Me gusta comer sano

El estilo de vida y la alimentación son definitivos para estimular el sistema inmunitario, y los complementos dietéticos pueden ayudar enormemente a mejorar la condición física. Para eso lo mejor es respetar el descanso nocturno, hacer ejercicio físico, controlar el estrés y mantener una actitud positiva, eliminar el tabaco y beber muchos líquidos.

 

Además, es primordial seguir una alimentación adecuada, y la principal recomendación es consumir, siempre que sea posible, alimentos ecológicos. Son más equilibrados en proteínas, oligoelementos y minerales, y están libres de sustancias que perjudican el buen funcionamiento del sistema inmunitario, como los nitratos y los residuos de pesticidas.

 

  • Sigue una dieta completa: es fundamental consumir cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, proteínas vegetales, alimentos fermentados (como el miso o el kefir), proteínas animales con moderación y alimentos que generen calor.
  • Elimina los refinados: los alimentos inmunodepresores (harinas y azúcares refinados, grasas saturadas) inhiben la formación de linfocitos y reducen la respuesta inmunológica.
  • Activa el tránsito intestinal: un intestino grueso congestionado puede causar enfermedades a medio y a largo plazo.

 

Complementos que ayudan

 

  • Maca: contiene proteínas, grasas, glúcidos, calcio, celulosa, zinc, fósforo, hierro y vitaminas del grupo B y C.
  • Equinácea: tiene propiedades antiinflamatorias, estimula la inmunidad y aumenta el número de leucocitos.
  • Jalea real: contiene vitaminas del grupo B, A, C y E, minerales y ácidos grasos insaturados. Es estimulante, nutritiva y tonificante.
  • Própolis: rico en nutrientes, combate los hongos, virus y bacterias. Ideal para tomar cuando nos bajan las defensas.
  • Jengibre: ayuda a prevenir la gripe, los dolores y las infecciones.
  • Arándanos: tienen un efecto antibacteriano y reducen el riesgo de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.
  • Tomillo: gran estimulador del sistema inmunitario. Puede tomarse en sopas o infusiones.