Caldo digestivo, la mejor opción para esta noche. La receta es muy sencilla y estará lista en media hora.

Caldo depurativo, ideal para hacer una limpieza después de las fiestas. La receta es muy sencilla; sólo tendrás que rehogar las verduras, añadir el agua y hervir durante 15 minutos.

Caldo tradicional; de carne y verduras. Este invierno te recomendamos caldos ricos y calentitos. Cada semana, un caldo nuevo.