Cereales, un desayuno bueno y sano

El desayuno es la comida más importante del día, ya que nos tiene que aportar energía estable y duradera para poder llegar a mediodía sin bajadas de energía. Los cereales integrales hinchados son una magnífica opción: llenan, ayudan a regular el tránsito intestinal, se absorben lentamente y son fáciles de preparar.

Cereales, un desayuno bueno y sano - megustacomersano

Un desayuno completo y equilibrado nos pone de buen humor, a la vez que equilibra la glucemia, incrementa el rendimiento intelectual y mejora la resistencia física. Pero, si el desayuno es excesivamente dulce, el efecto será un desequilibrio con exceso de azúcar en la sangre, y consecuentemente nos costará más concentrarnos.

 

Cereales integrales, fruta, lácteos y proteínas son los grupos de alimentos que se consideran necesarios para un buen desarrollo de las funciones corporales, además de las bebidas para hidratarnos. Los cereales integrales son muy apropiados para empezar el día porque son fáciles de comer, dan energía y equilibran la sangre porque son granos enteros.

 

En esta época del año te recomendamos los cereales hinchados, al natural, bañados en chocolate, con miel o endulzados con sirope de agave.

 

  • Trigo: rico en proteínas, refuerza los músculos y ayuda a calmar la mente y a relajarse.
  • Espelta y kamut: contienen más minerales, oligoelementos y vitaminas que el trigo común.
  • Centeno: favorece la circulación de la sangre.
  • Mijo: tonifica los tejidos, combate la flacidez, y, gracias a su riqueza en silicio, fortalece el cabello, los huesos, las uñas y los dientes.
  • Trigo sarraceno: trata el cansancio, la apatía y la depresión.
  • Amaranto: rico en proteína, y destaca porque contiene un excelente balance de aminoácidos.