Cherrieco – Compañeros de viaje

Cherrieco es la empresa que produce toda la cereza ecológica que puedes encontrar en Veritas. Ramon Flotats es la persona al frente de este maravilloso proyecto que cobra vida en los campos de La Torre del Español, en Tarragona.

En Cherrieco se recoge la fruta cada día e inmediatamente se selecciona la de máxima calidad para nuestras tiendas, se pone en cajas y la misma tarde se envía para que al día siguiente pueda estar a la venta. La única refrigeración se hace durante el transporte, para contrarrestar los efectos del sol sobre el camión. “Con este método de trabajo conseguimos diversos objetivos: podemos hacer la recolección en el punto óptimo de maduración, se conservan todas las propiedades y cualidades organolépticas inalteradas, se hace una rotación diaria del stock y el cliente tienen acceso a unas cerezas de máxima calidad”, explica Ramon, y añade, “la relación comercial con Veritas desde el principio ha sido muy buena. Veritas ha captado perfectamente la idea que nosotros teníamos sobre cómo producir cerezas y hacerlas llegar en un ciclo muy rápido desde el campo hasta el consumidor, obteniendo así una calidad excepcional”.

El cultivo cuenta con la inspección y certificación del CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica) y se fundamenta en el principio de evitar cualquier uso de abonos o pesticidas de síntesis química (fungicidas, insecticidas o herbicidas) para garantizar que la fruta no tenga ningún residuo de estas sustancias. Sólo se utilizan abonos orgánicos y minerales naturales en cantidades limitadas. De esta forma, se minimiza la explotación de la tierra, consiguiendo reducir la huella de carbono, y se fomenta la existencia de especies vegetales, colonias de insectos beneficiosos y fauna insectívora asociada.

Y finalmente, pero no menos importante, está el aspecto económico y social, que es muy exigente en cuanto a las necesidades de manipulación. “Aproximadamente la mitad de nuestro importe bruto de venta se redistribuye entre los trabajadores que participan en el cultivo, la recolección y la selección, y aplicamos unos criterios de estricto respeto a las personas, las cotizaciones sociales y salario digno”, nos cuenta Ramon. De hecho, comparte con nosotros que “mi vía de llegada a la producción ecológica es más una cuestión de competitividad económica y de justicia social que de aspecto agronómico. Al final lo entiendes todo como una cuestión de respecto; por el campo, las personas, los trabajadores y el consumidor”.

Cherrieco - Compañeros de viaje - Veritas

Después del esfuerzo llega la recompensa; la obtención de unas cerezas dulces, crujientes, brillantes y saludables. “Cultivamos un buen número de variedades, que posibilitan que la fruta llegue a las tiendas Veritas durante la temporada, desde finales de abril hasta finales de junio”, explica Ramon. Todas y cada una de las piezas se seleccionan y recolectan a mano cuando están a punto y se pasa por el árbol tantas veces como sea necesario.

Las cerezas son ricas en hidratos de carbono, proteínas, fibra y vitaminas. Su característico color rojizo se debe al alto nivel de antocianinas, un potente antioxidante responsable de muchas de las propiedades saludables, que las convierten en una verdadera superfruta.

  • Desintoxican y previenen el envejecimiento: depuran el organismo y su contenido en antocianinas, vitamina C y aminoácidos es la combinación perfecta para el buen estado de la piel, las uñas y el cabello, gracias a la neutralización de los radicales libres.
  • Reducen la inflamación de los músculos: consumirlas de manera regular puede aliviar el dolor y la sobrecarga muscular que aparece después de un esfuerzo deportivo y también son beneficiosas en casos de artritis y gota.
  • Alimentan el cerebro: contribuyen a la salud de las neuronas y previenen la pérdida de memoria gracias a su contenido en ácido fólico y minerales, como potasio, hierro y magnesio.