Coles, rico tesoro de invierno

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

 

Las coles ya eran consumidas por los griegos y los romanos debido a sus propiedades medicinales. Actualmente, diversos estudios defienden sus propiedades anticancérigenas y recomiendan su consumo entre dos y tres veces por semana. Además, son una fuente incuestionable de minerales y vitaminas.

Las coles son unas hortalizas de la familia de las crucíferas, que se empezaron a cultivar en la época de los griegos. Tienen un color que oscila desde el verde claro al oscuro, y encontramos algunas variedades moradas. Sin embargo, su mayor atributo es que tiene propiedades medicinales, gracias a su elevado contenido en compuestos azufrados.

Estos compuestos tienen propiedades anticancerígenas, pero debemos prestar atención en cómo cocinamos la col para no eliminarlos. A los 5 minutos de ebullición se pierde un 20% y a la media hora un 75%. Por ello te recomendamos que la cocines al wok, salteada o al vapor.

Además de sus propiedades anticancerígenas, las coles ecológicas son muy ricas en vitamina C y vitaminas del grupo B. También presentan importantes contenidos en fibra, que favorece la buena digestión, combate el estreñimiento y sirve de alimento a la flora intestinal beneficiosa. Finalmente, destaca su poder desintoxicante, y su contenido en minerales, especialmente hierro y calcio.


 

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!