Comer para compensar la radiación de las pantallas

Actualmente pasamos una gran cantidad de nuestro tiempo delante de una pantalla de ordenador, a sea por trabajo o por ocio. Este tiempo, sumado al que ya pasamos delante de la televisión, hace que nos planteemos los efectos nocivos que esto nos produce sobre nuestra salud.

A parte de su contaminación electromagnética, las pantallas de estos aparatos también son perjudiciales debido a su luminiscencia. Al mirar una pantalla de forma constante, nuestro organismo aporta a la vista gran cantidad de nutrientes y sangre que son necesarios para poder soportar la luz y la información que nos llega a través de los ojos. Esto se puede manifestar a modo de alergias cutáneas, dermatitis, cansancio, problemas para dormir, ansiedad… También podemos tener problemas musculares o de tendones y un bajo rendimiento intelectual.

Existe una dieta que puede mejorar nuestra condición física para que las horas que pasamos delante de una pantalla nos afecten lo menos posible.

– Zumos de frutas: tendremos que tomar abundantes zumos de frutas rojas como la fresa, el arándano, la uva, la sandía y sobre todo, zumo de zanahoria.

– Dulces: para contrarrestar la sequedad del hígado tomaremos melaza e centeno y mermeladas sin azúcar de cerezas, arándanos, fresas, moras….

– Legumbres: para nutrir de sustancia el hígado, conviene tomar entre 5 y 7 cucharadas soperas diarias de legumbres.

– Alimentos de color verde: no debemos olvidar los alimentos ricos en clorofila como el perejil, la col, los germinados y la espirulina.

– Aceites: de lino, de onagra, de sésamo crudo….