¿Cómo se cocinan los calamares y las sepias?

Para que los calamares y las sepias nos queden en su punto, lo primero y más importante es que sean frescos. Las mejores piezas se caracterizan por tener una carne firme, un colore entre blanco y rosa nacrado, y un olor neutro. Una vez hemos elegido unos calamares y unas sepias de calidad, podemos cocinarlos de diferentes formas: a fuego vivo, a la plancha, guisados o rellenos.

¿Cómo se cocinan los calamares y las sepias? - megustacomersano

A fuego vivo

Al cocinarlos a fuego vivo evitamos que las fibras musculares de los calamares y las sepias se endurezcan. Será suficiente con dos minutos para que queden tiernos, y su carne húmeda y crujiente.

 

A la plancha

Para cocinarlos a la plancha, hay que calentar la sartén con muy poco aceite. Después se añaden los calamares y las sepias con un chorrito de aceite y se cocinan vuelta y vuelta.

 

Guisados

Antes de empezarlos a guisar es conveniente pasarlos por la sartén a fuego vivo, e incorporarlos al guiso cuando se hayan encogido. En este caso, los hervimos a fuego suave, con la olla tapada, durante 25 minutos.

 

Rellenos

La cocción de los calamares rellenos es similar a la de los guisados, así que hay que seguir los mismos pasos. Para conseguir un calamar rellenos, bien formado, sólo tenemos que darle la vuelta –como si fuese un calcetín- y rellenarlo.