Consejos sobre la fruta

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La fruta refresca, hidrata y aporta una gran cantidad de vitaminas y fibra, y por eso es un alimento indispensable en cualquier dieta.

Preguntas más frecuentes sobre la fruta:

¿Se digiere peor si la tomamos en el postre?

En general podemos decir que tomar una pequeña cantidad de fruta a la hora de los postres es mucho mejor que otras opciones azucaradas. También se puede comer ente horas, y entonces se digiere antes y mejor.

¿Un zumo puede reemplazar una pieza entera?

El zumo es sólo una parte de la fruta, que siempre resulta más nutritiva si la comemos entera: con la piel y la fibra. Es importante recordar que en la piel es donde se concentran la mayoría de los residuos químicos. Por tanto, debemos comerla siempre ecológica, libre de pesticidas.

¿Es recomendable tomar los zumos en ayuno?

Es una opción muy saludable. Podemos tomar un zumo y posponer el desayuno para favorecer la desintoxicación del organismo.

El zumo es diurético, estimula la función renal, alcaliniza, mineraliza, reconstituye y aporta líquidos. Además, también es laxante gracias al estímulo que ejerce sobre la vesícula biliar.

¿Qué quiere decir zumo 100% natural?

Un zumo acabado de exprimir, sin aditivos ni conservantes.

Los zumos industriales convencionales son  triturados y filtrados para eliminar la corteza, la pulpa y las semillas. Después se tratan con enzimas o peptidasa para eliminar la pectima. Habitualmente se calientan para evaporar el agua, se concentran y finalmente se les añade agua y se reconstituyen. Además, contienen azúcares añadidos.

¿La fruta líquida conserva la vitamina C?

Muchas de las vitaminas de los zumos se oxidan en contacto con el aire. Por eso se tienen que preparar justo antes de tomarlos. Si los guardamos en la nevera también se oxida y continúa perdiendo propiedades.

¿Tiene que estar madura si tenemos problemas digestivos?

La fruta verde contiene, en general, más ácidos orgánicos que pueden irritar la mucosa del estómago y los intestinos. A medida que la fruta va madurando, estos ácidos disminuyen y aumentan los azúcares.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!