Cuida tu hígado y elimina la rabia

La forma como nos sentimos y gestionamos las emociones es, en gran parte, fruto de la dieta diaria. Si la vigilamos podremos equilibrar el funcionamiento del sistema hepático con el clima y, a la vez, regular nuestro estado emocional.

Cuando los días comienzan a ser más cálidos hay que prestar atención al hígado y a la vesícula biliar, que son especialmente sensibles al calor y a los excesos alimentarios, pero también a las emociones reprimidas y no expresadas, que generan el estancamiento y la saturación.

El hígado es el encargado de filtrar la sangre de sustancias tóxicas y un exceso de proteína animal y productos refinados y procesados obstaculiza sus funciones, provocando innumerables problemas físicos, emocionales y sociales.

En cambio, cuando se encuentra en equilibrio veremos aumentar otras cualidades, como la paciencia, la perseverancia, la claridad mental, la valentía y el buen humor.

Cuida tu hígado y elimina la rabia

Para depurar el hígado y liberarnos de la irritabilidad, la impaciencia y el exceso de rabia y agresividad comeremos de forma más ligera y refrescante, reduciendo los sabores salados y aumentando la presencia de los brotes, plantas silvestres, hojas verdes y germinados. Te proponemos la receta de wraps sin gluten con tempe, verduras y germinados.

Igualmente, cocinaremos con métodos suaves que conservan la frescura de los alimentos, como el vapor, el salteado corto, los escaldados, los macerados y los fermentados.

En definitiva, hay que comer de un modo más natural y sencillo o incluso ayunar o hacer una dieta depurativa, lo que nos ayudará a estar más a gusto con nosotros mismos y nuestro entorno.