¡Descubre la polenta!

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La polenta o sémola de maíz es bastante nutritiva, rápida de cocinar, fácil de digerir y apta para celíacos. Además, tiene un sabor muy suave que gusta a los más pequeños y es especialmente adecuada para la época calurosa.

Propiedades

Rica en vitamina B1 y provitamina A. La vitamina B1 es necesaria para que el cuerpo transforme los alimentos en energía y el cerebro absorba la glucosa. Además, el maíz contiene betacarotenos, que se transforman en vitamina A, imprescindible para proteger la piel, las mucosas y la vista.

Alto contenido en magnesio. Este mineral ayuda al crecimiento de los huesos y a la formación de los músculos.

Aporta fibra soluble, que regula el funcionamiento intestinal, ayuda a reducir el colesterol y elimina la ansiedad.

Contiene azúcares naturales, que entran en el cuerpo de manera progresiva. De esta forma, el nivel de azúcar en sangre se mantiene estable.

La polenta se puede cocinar de muchas maneras y admite un montón de texturas y sabores diferentes. Para su cocción, hay que poner 3 o 4 tazas de agua y cuando empiece a hervir se añade la polenta, y se remueve durante 10 minutos. Una vez fría y compacta hay que prensarla y cortarla dándole la forma que deseada.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!