Descubre qué dicen las cejas de tu personalidad

Descubre qué dicen las cejas de tu personalidad según el diagnóstico oriental. Las cejas son muy expresivas y muestran la naturaleza interior de las personas; tanto de fortaleza física como de la personalidad. Te explicamos cuáles son sus características principales y cómo puedes servirte de los rasgos para mejorar tu salud y bienestar.

Descubre qué dicen las cejas de tu personalidad - Veritas

En general, el espacio entre las cejas sobre el puente de la nariz es de aproximadamente dos dedos de ancho. Este tipo de cejas es signo de constitución equilibrada, y las personas con esta característica encuentran fácilmente la manera de estar en calma.

  • Muy juntas: cuando las cejas se juntan mucho sobre la nariz o parece como si fuesen una sola ceja muestran una constitución yang. Suelen ser típicas de personas decididas, emprendedoras, ambiciosas, con empuje y capaces de concentrarse en un solo objetivo y trabajar incansablemente para conseguirlo.
  • Muy separadas: si la distancia que las separa es superior a dos dedos es indicativo de una actitud yin. Las personas de cejas separadas tienen una visión amplia de la vida, son curiosas, sensuales, desean experimentar muchas cosas y se sienten atraídas por las artes, la escritura y el periodismo. Necesitan una profesión asociada al cambio y hacen mejor los trabajos de duración limitada, en lugar del laborioso día a día que suelen exigir los negocios.

Durante siglos los sanadores orientales las relacionaban con el aparato digestivo y aseguraban que, si los intestinos eran naturalmente fuertes, todo el organismo lo era.

  • Grosor: indistintamente de su forma, las cejas gruesas son una señal de buena salud, mientras que las poco pobladas o delgadas sugieren que el individuo tiene que cuidarse, evitar los excesos alimentarios, mantener un horario regular, hacer ejercicio habitualmente y descansar de forma adecuada.

Descubre qué dicen las cejas de tu personalidad

La forma y la orientación de las cejas son las encargadas de dar pistas sobre el carácter y la personalidad.

  • Con forma de montaña: sugieren una constitución yin y se asocian a un temperamento dulce y poco ambicioso. Suelen pertenecer a caracteres pacificadores siempre en la búsqueda de la armonía y nada amigos de las peleas.
  • Inclinadas hacia la nariz: están relacionadas con una identidad agresiva, ambiciosa, luchadora, tenaz y desafiante.
  • Rectas: van ligadas al equilibrio, la estabilidad y la tranquilidad.
  • Subidas: naturalezas luchadoras y ambiciosas, pero con un lado dulce y poético. Son personas que durante la primera parte de su vida tienen que luchar para conseguir sus objetivos, pero finalmente llegan a un punto de estabilidad y están en paz.
  • Desordenadas: quiere decir que la persona tiene dificultades para mantenerse en un camino determinado. Le cuesta decidirse y duda antes de comprometerse.
  • Largas: tradicionalmente, las que son largas y caen en la misma dirección se consideran signo de una vida larga y feliz. Estas cejas forman un arco suave (suben desde la nariz y caen hacia los lados) y tienen un grosor constante en toda su extensión. Se asocian con temperamentos relajados y consider