El chocolate puede convertirse en un placer muy saludable

El chocolate puede convertirse en un placer muy saludable si elegimos un chocolate de con un alto porcentaje de cacao ecológico y lo tomamos con moderación.

El chocolate es, sin duda, uno de los alimentos más atractivos que existen. Si lo buscamos con una textura y un paladar extraordinarios, debemos fijarnos en tres puntos fundamentales:

  • Porcentaje de cacao: los mejores son aquellos que contienen un elevado tanto por ciento de componentes de cacao (pasta y manteca). Hay que prestar atención y elegir uno que tenga como mínimo un 60% de cacao.
  • Materia prima extraordinaria: los ingredientes que se añaden durante su elaboración son asimismo primordiales. Por ejemplo, la vainilla de Madagascar suele incorporarse a los productos de más clase. En cuanto al azúcar (cuya finalidad es suavizar la amargura) también es determinante, siendo preferible utilizar azúcar de caña ecológico en lugar de blanco refinado y blanqueado.
  • Elaboración artesanal: un proceso de calidad que consiste en remover el chocolate líquido en una máquina entre doce horas y siete días. Con este procedimiento se consigue enriquecer el sabor, hacer desaparecer todo rastro de amargura y obtener una degustación más aterciopelada. Descubre cómo trabajan en Chocolates Blanxart.

El chocolate puede convertirse en un placer muy saludable

Es muy energético debido a su alto contenido en hidratos de carbono y grasas, las cuales provienen de la manteca de cacao, que es el aceite que se obtiene tras exprimir los granos de cacao molidos. Además, tiene efectos tonificantes, gracias a la presencia de teobrima, una sustancia estimulante del sistema nervioso.

En cuanto al poder antioxidante del chocolate negro, se reduce o inhibe cuando se le añade leche. Aun así, y a pesar de que diferentes estudios apoyan la tesis de que su consumo (principalmente del amargo) aporta beneficios para la salud, la mayoría de especialistas recomiendan consumirlo moderadamente.

  • Amargo o negro: contiene un mínimo del 34% de cacao puro en su composición. A medida que el citado porcentaje se incrementa, lo hace la calidad del producto. Se caracteriza por llevar poco azúcar, lo justo para mejorar el sabor.
  • Negro con 100% cacao: sin edulcorantes, es el sueño de los chocolateros más exigentes, ya que su concentración tan elevada de cacao no es habitual y el resultado es una verdadera delicatessen.
  • Negro con azúcar de coco: además de ser delicioso, ofrecer los beneficios del azúcar de coco, que aumenta menos los niveles de azúcar en sangre que el azúcar blanco o la miel.
  • Con leche: aunque existen variedades que llegan a tener un 50% de cacao, en la mayoría de casos suele ser un 20%. Dado que en algunos chocolates con leche no ecológicos reemplazan la manteca de cacao por grasa vegetal y edulcorantes artificiales, es aconsejable optar por la versión ecológica.
  • Con bebida vegetal: la habitual leche de vaca ha sido sustituida por bebida de almendras, para conseguir la tradicional suavidad del chocolate con leche.
  • Cacao puro en polvo: se puede endulzar al gusto y es ideal para repostería o para preparar un exquisito chocolate deshecho.
  • Cacao en polvo con panela: la panela es el jugo de la caña que ha pasado por un proceso de secado. En realidad, es el paso previo al azúcar integral, que se consigue después de purificarlo.