Endulza el invierno con mandarinas

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La mandarina es una fruta de invierno, dulce y deliciosa, que ayuda a prevenir las congestiones y catarros típicos de la época, gracias a su riqueza en vitamina C.

Para disfrutar de todos sus beneficios es muy importante elegir las cultivadas de forma ecológica, ya que tienen más pulpa, son más jugosas y contienen más vitamina C.

Los cítricos son originarios del sudeste asiático, donde su cultivo estaba ligado a la cultura de las antiguas civilizaciones orientales, que los utilizaban primero para producir perfumes y más tarde por sus frutos.

La mandarina es el cítrico más consumido del mundo, especialmente durante el desayuno o entre comidas. Es muy adecuada para los niños, ya que se pela facilmente, tiene poca acidez y su sabor es muy dulce.

Beneficios de su consumo

– Combate el estreñimiento, gracias a la fibra presente en la pulpa.

– Mejora la absorción del hierro. De hecho, beber zumo de cítricos triplica la absorción intestinal del hierro de origen vegetal.

– Reduce el colesterol.

– Puede reducir los riesgos de ciertos tipos de cáncer. La vitamina A ayuda a prevenir el cáncer de piel y a mantener en buen estado las mucosas. El limoneno, sustancia presente en los cítricos, ayuda a la protección del cáncer de mama y estimula la producción de enzimas que ayudan a desintoxicar el organismo.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!