Ensaladas, una inyección de salud

Las ensaladas ocupan un lugar privilegiado en cualquier dieta equilibrada y saludable. Son ricas en vitaminas, minerales y fibra.


No obstante, el éxito de una buena ensalada dependerá de las hortalizas que usemos. Las ecológicas tienen un sabor excepcional, ya que no se utilizan nitratos ni trifosfatos para aumentar el rendimiento de las plantas. El añadido de estas sustancias químicas provoca que las frutas y verduras tengan un elevado porcentaje de agua, y eso repercute en su sabor, haciéndolo más insípido.

Además, los cultivos ecológicos utilizan variedades locales tradicionales más adaptadas al terreno y éstas se recogen en su justo punto de maduración, hecho que tiene como resultado un incremento del contenido de sustancias aromáticas, azúcares y nutrientes.