Es hora de cuidar la vista

Para conservar la vista en buen estado debemos cuidar los ojos desde dentro, a través de una buena alimentación, y desde fuera, con lavados oculares y relajación.

Alimentos recomendados

Una dieta basada en cereales integrales (arroz, mijo, avena, trigo, quinoa…), legumbres, pescado azul, verduras, frutas y semillas es una dieta regeneradora y protectora de la salud. Es la dieta que debemos seguir si queremos proteger la vista, pero con algunas consideraciones.

En primer lugar, debemos añadir verdura fermentada, pickles o xucrut: es un alimento altamente recomendable si tenemos la vista cansada o miopía. Según la medicina tradicional china, la vista depende del hígado, y los pickles son unos excelentes tónicos de este órgano. Sólo hace falta comer una cucharada sopera en cada comida.

Además, debemos aportar los nutrientes más necesarios: comer habitualmente fruta y verdura es la mejor manera de prevenir problemas oculares. El zinc y las vitaminas C y E tienen un efecto antioxidante, que repara los daños de los rayos solares. Los alimentos ricos en betacarotenos o ácidos grasos omega 3 retardan la aparición de cataratas. ¿Dónde encontramos estos nutrientes?

– Betacarotenos: los encontramos en la zanahoria, la calabaza, el boniato, la patata, la col rizada, el melón, el albaricoque y la cereza. Los albaricoques también se pueden comer secos y son, además, una magnífica fuente de hierro.
– Vitamina C: la tienen el pimiento, la naranja, la fresa y el kiwi, entre otros.
– Vitamina E: presente en los cereales integrales, las almendras, las semillas de girasol y lino, los aguacates y los cacahuetes.
– Zinc: lo aportan las semillas de calabaza, las legumbres, los cereales integrales y la col.
– Ácidos grasos omega 3: los tienen el aceite de lino, el pescado azul y las nueces.

Normas de higiene

El problema más frecuente de los ojos es la sequedad. Mientras que el resto del globo ocular queda relativamente protegido, la superficie del ojo se expone al polvo, al humo, a los cuerpos extraños…
– Lavados oculares: son la manera más sana y fácil de cuidar los ojos. Limpian la superficie ocular y alivian el cansancio y la inflamación. Se abren los ojos unos segundos dentro del agua y se parpadea un poco. Después se secan los ojos, limpiando los párpados y la base de las pestañas.
– Para ojeras debajo de los ojos: aplicar sobre los párpados dos gasas con patata rallada fría de la nevera durante 10 minutos.