Especial aceites corporales

El uso de aceites corporales se ha convertido en una tendencia en alza, gracias a sus beneficios cosméticos y terapéuticos. Te enseñamos cómo usarlos y cuáles son las propiedades de cada uno de ellos.

Especial aceites corporales - Me gusta comer sano

Los aceites corporales forman parte de nuestra cultura desde hace siglos. Los pueblos mediterráneos siempre los han utilizado por sus beneficios no sólo para la piel, sino para la salud en general. Previenen el envejecimiento prematuro y aumentan la regeneración celular, a la vez que dejan la piel extraordinariamente suave y aterciopelada.

Aceite de argán: acción anti-age

Conocido como el oro líquido de Marruecos, destaca por sus propiedades antienvejecimiento y su capacidad de nutrir e hidratar. Gracias a su composición en ácidos grasos esenciales tiene un gran poder antioxidante. Además, su alto contenido en vitamina E ayuda a conseguir una piel radiante y tersa. Usado como mascarilla capilar nutrirá los cabellos más encrespados y castigados.

Aceite de rosa mosqueta: regenerador

Nutre e hidrata intensamente la piel, y las propiedades regeneradoras de la rosa mosqueta hacen de este aceite el mejor remedio para estrías y cicatrices. Un suave masaje cotidiano mantiene la tonicidad de la piel, dejándola suave y flexible. También es ideal tras la exposición solar.

Aceite de almendras: suavizante e hidratante

Estimula la producción de colágeno y elastina y por ello resulta muy efectivo para tratar las pieles resecas. Se puede utilizar para hidratar la piel y para reparar el cabello dañado. Hay que dejarlo actuar durante media hora como mínimo antes de lavar el pelo.

Aceite de árnica: calmante

Está elaborado con una base de aceite de almendras e hipérico y tiene una alta concentración de árnica montana, enriquecida con aceites esenciales de manzanilla, mejorana, enebro y bergamota, que ayudan a mitigar el dolor localizado y facilitan la recuperación muscular. Se aplica en masaje sobre la zona dolorida tantas veces al día como sea necesario. Si se quiere utilizar en baño hay que verter dos tampones en la bañera una vez llena.

Aceite de azahar: relajante

Ayuda a combatir la ansiedad y el insomnio, al tiempo que suaviza y nutre la piel. Se elabora con aceite de almendras de primera presión, rosa mosqueta y germen de trigo, que aportan propiedades regeneradoras e hidratantes a los beneficios relajantes del aceite de azahar.

Aceite de castaño de indias: activa la circulación

Aceite corporal con acción circulatoria tonificante gracias a su elevado contenido en extracto de castaño de Indias y aceites esenciales activadores (menta, romero, ciprés y limón). Su aplicación diaria estimula la circulación sanguínea de retorno, ayudando a combatir la sensación de pesadez e hinchazón de las piernas.