Hoy cocinamos con cúrcuma

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La cúrcuma es una especia muy saludable, que tiene una gran versatilidad en la cocina. Resulta ideal para acompañar cereales (hervidos o tipo paella) y proteínas. También puedes utilizarla como colorante, o añadirla a sopas, rebozados y vinagretas.

La cúrcuma es una de las especias más utilizadas en la cocina, además de tener un papel destacado en la medicina ayurvédica, ya que se le atribuye cierto poder anticancerígeno.

A la hora de servir la cúrcuma te recomendamos que la mezcles con aceite para aprovechar mejor sus propiedades y absorberlas. De esta manera también se protege la grasa, ya que cuando los alimentos se cocinan en aceite a elevadas temperaturas producen un componente tóxico. Al mismo tiempo, la cúrcuma ayuda a evitar que las grasas se deterioren y se enrancien. Finalmente, te aconsejamos que combines la cúrcuma con pimienta para que su absorción sea aún más efectiva.

Tiene un sabor picante y ligeramente amargo. Si prefieres que no sea tan amarga puedes añadirle un poco de sal, pimienta o tomillo. A nivel organoléptico combina muy bien con el comino. Para tomarla en zumo te sugerimos que añadas una cucharada de lecitina de soja para que sea más soluble.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!