Kombucha de granada, imprescindible de verano 2018

Kombucha de granada, un refresco probiótico que regenera la microbiota intestinal, refuerza el sistema inmunitario y facilita las digestiones. Además, es una fuente de antioxidantes, desintoxica y depura el organismo.

El kombucha es una bebida milenaria que se prepara dejando fermentar el té (rojo, verde o negro), con azúcar y microorganismos integrados por unas bacterias del género Medusomyses gisevi y levaduras del género Ascomicetos. Durante la fermentación, estas bacterias y hongos transforman la sacarosa. En primer lugar la convierten en glucosa y fructosa y, a continuación, en alcohol etílico, dióxido de carbono y ácido acético. Por lo tanto, se trata de una fermentación ácida.

Como resultado, se obtiene una bebida con un ligero toque ácido, que al combinarla con jugo fresco de granada, sorprende por su sabor intenso y delicioso. Y, al estar elaborada con ingredientes ecológicos tiene efectos desintoxicantes y depurativos del organismo, ya que el ácido gluconórico que contiene envuelve las toxinas de manera que ya no son reabsorbidas de nuevo por el intestino.

Kombucha de granada, imprescindible de verano

El verano es la estación del año en la que se produce una mayor pérdida de agua y, por tanto, debemos reponerla a través de líquidos y alimentos con un alto contenido en ésta. El kombucha se elabora casi en su totalidad a base de agua filtrada y jugo de granada, por lo que este refresco es una excelente opción para darle al cuerpo el agua que pierde tras sudar.

Además, solemos cambiar los hábitos: comemos más fuera de casa, probamos nuevos alimentos y no siempre podemos controlarlo todo. Las infecciones intestinales constituyen uno de los trastornos más habituales de la estación, sobre todo a causa del calor. Tomar alimentos fermentados como el kombucha, rico en microorganismos vivos, protege nuestra microbiota intestinal y potencia nuestro sistema inmunitario para que no caigamos enfermos y aumente el bienestar general.

Finalmente, es fuente de antioxidantes, favorece el equilibrio ácido-base del cuerpo, contribuye a controlar el ácido láctico que genera un esfuerzo físico intenso (por ello se recomienda a los deportistas) y es ligeramente estimulante debido a su contenido en teína.

Kombucha de granada en la cocina

Además de como refresco, puedes utilizar el kombucha de granada para convertir tus cremas frías en entrantes probióticos. Por ejemplo, en el caso del gazpacho, puede ser un buen sustituto del vinagre de manzana. El ácido que lleva el kombucha de forma natural potencia y conserva las vitaminas de las hortalizas, y su efecto probiótico no se perderá porque es una receta en frío. Además, le dará a tu gazpacho un color rojo más intenso y un sabor espectacular. Pruébalo en esta receta de gazpacho de sandía.

¡Encuentra el bono imprescindibles en la app Veritas, acumula ecos y canjéalos por euros de descuento en tus compras!