La boca dice mucho de ti

La boca es la puerta de entrada al sistema digestivo y refleja las señales que nos indican el estado del estómago y los intestinos. La medicina oriental relaciona el aspecto de la boca y los labios con diferentes alteraciones y desequilibrios, ofreciendo claves para revertir la situación.

La boca dice mucho de ti - Veritas

El ancho de la boca equivale a la distancia entre las pupilas de los ojos. Cuando los extremos sobresalen estamos hablando de una boca ancha, y eso revela un tracto intestinal expandido y dilatado, es decir, más yin. Estas personas tienen a tener problemas digestivos y si los labios están húmedos con frecuencia es indicativo de diarrea crónica, mientras que si están permanentemente secos es señal de estreñimiento. El remedio es reducir el azúcar y los productos azucarados, los zumos de fruta, los refrescos y las bebidas muy frías.

La boca…

  • Boca cerrada: si está cerrada de forma natural, excepto para hablar o reír, señala generalmente un sistema nervioso sólido y un estado digestivo y respiratorio normal. Ahora bien, si la vemos excesivamente cerrada y anormalmente tirante es signo de desórdenes en el hígado, la vesícula biliar o los riñones, a causa de un excesivo consumo de sal, carne, huevos, etc.
  • Boca floja: si está habitualmente abierta y con el labio superior caído, se relaciona con alteraciones de las funciones digestiva, respiratoria y excretora, a causa de una ingesta desmedida de verdura cruda, fruta, azúcar, refrescos azucarados y medicamentos. La medicina oriental recomienda hacer una dieta con pocos alimentos de tipo expansivo (azúcar, fruta tropical, refrescos dulces y con aditivos, lácteos azucarados, medicamentos), no comer en exceso, escoger cocciones más largas y consumir más cereales integrales, algas, sal de sésamo y sopas de miso, que tonifican el sistema digestivo.

El labio…

  • Labio superior hinchado: el labio superior revela el estado del estómago y también indica la fuerza del apetito. Si está hinchado de forma permanente se relaciona con debilidad estomacal.
  • Perfil bien definido: unos labios claramente delimitados son el resultado de un volumen adecuado de comida y bebida, y muestran un estado saludable del sistema digestivo. En cambio, un borde indefinido es el resultado de una ingestión excesiva de comida y bebida, demostrando la debilidad de las funciones digestiva y excretora.
  • Manchas de diversos colores: las blancas sugieren mala circulación y las oscuras o de color violáceo advierten de ulceración y estancamiento de la sangre en el sistema digestivo. Para solucionarlo, se aconseja una dieta limpia a fuerza de cereales, verdura, legumbres y proteína vegetal, que se tendrá que combinar con ejercicio regular y estiramientos del sector medio del cuerpo.
  • Costras en los extremos: advierten de la existencia de problemas digestivos debidos a una abundancia de proteínas animales, productos oleosos y grasas en la alimentación. Si son de color amarillento la causa es la secreción anormal de bilis por parte del hígado y la vesícula biliar, por el consumo desmedido de grasas saturadas procedentes de carne, huevos, queso, pescado graso y marisco.