La estevia y sus beneficios para la salud

La estevia es uno de los endulzantes más saludables que existen, ya que regula el azúcar en sangre y mejora la tolerancia a la glucosa, por lo que es apta para las personas con diabetes. Además, tiene un sabor dulce intenso que reduce la necesidad de comer dulces, y sus propiedades endulzantes son de 20 a 30 veces superiores a las del azúcar.

La estevia es una planta originaria del Amazonas que pertenece a la misma familia que el girasol y la achicoria, y sus hojas dulces fueron utilizados durante siglos por los indígenas de América del Sur como endulzante, para infusiones y otras bebidas. Sus propiedades edulcorantes son de 20 a 30 veces superiores a las del azúcar y el extracto lo es de 100 a 300 veces más. Por tanto, es suficiente con una cantidad muy pequeña para endulzar cualquier bebida o plato.

La estevia y sus beneficios para la salud

  • Sabor dulce: tiene un sabor dulce intenso que no contribuye al consumo energético diario, ya que no aporta una cantidad significativa de calorías. Eso la convierte en un complemento eficaz para el control de peso no sólo porque ayuda a disminuir la ingesta de calorías, sino porque reduce la necesidad de comer dulce.
  • Tolerada por diabéticos: contrariamente a lo que pueda parecer, es una planta que regula el azúcar de la sangre y mejora la tolerancia a la glucosa. Estudios realizados por el departamento de Endocrinología y Metabolismo del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca y la Asociación de Ciencias de la Salud revelaron que el principio activo de la estiva estimula las células beta directamente en el páncreas. Como las células beta contribuyen a la segregación de insulina en grandes cantidades, esto significa que la estevia regula el azúcar en la sangre. Esta es la experiencia de centenares de diabéticos que la consumen diariamente. De todas formas, y aunque sea una gran alternativa al azúcar, es recomendable que las personas con diabetes hablen con el médico antes de empezar a consumirla.
  • Reduce la presión arterial: otra ventaja es que reduce la presión arterial, además de regular el aparato digestivo en general. Además, también actúa favorablemente en casos de ansiedad, reduce las grasas en personas obesas y es diurética.

La estevia puede consumirse fresca o bien en otros formatos según convenga. Se puede utilizar para endulzar cereales, galletas, refrescos, postres… y como puede soportar altas temperaturas, la puedes utilizar con seguridad a la hora de cocinar y hornear.

  • Hojas tiernas: la dosis habitual que toman las personas que han observado efectos beneficiosos es de 8 hojas al día. Las primeras 4 se pueden tomar antes o durante el desayuno, y las otras 4, antes o durante la cena.
  • Infusión de hojas secas: puedes tomar una por la mañana y otra por la tarde. La dosis es una cucharada pequeña de hoja seca troceada por cada taza de infusión.
  • Estevia en polvo: 1/2 cucharada pequeña de estevia equivale a 1 cucharada sopera de azúcar.
  • Estevia líquida: de 6 a 9 gotas equivalen a 1 cucharada sopera de azúcar.

Descubre más consejos relacionados con la diabetes.