La vitamina C en la dieta macrobiótica

La vitamina C es una sustancia necesaria para diferentes funciones vitales. Los alimentos ecológicos contienen más vitamina C que los convencionales, especialmente si son de temporada.

La fruta y la verdura son los alimentos con mayor contenido de vitamina C. Sin embargo, en la dieta macrobiótica se aconseja comer muy poca cantidad de fruta y ensaladas, sobre todo durante los meses fríos. Por tanto, si se consumen pocos alimentos crudos hay que vigilar la aportación de esta vitamina. Se trata de la vitamina más inestable de todas, y si se somete a temperaturas elevadas se produce una importante destrucción.

Consejos para asegurar una aportación correcta

– Cocinar las verduras al vapor y al dente. De esta manera evitamos la pérdida masiva de vitaminas. También es recomendable escoger las verduras más ricas en vitamina C, como las coles de Bruselas, el brócoli, la col o la coliflor.

–  Añadir perejil crudo a los platos. Se trata de una manera fácil y rápida de aumentar el contenido de vitamina C.

– Consumir habitualmente chucrut (col fermentada) y germinados, como la alfalfa.