Mejora tu concentración

Aunque la concentración es una habilidad mental y, por tanto, se puede desarrollar con estrategias adecuadas, también es cierto que una alimentación rica en ácidos grasos omega-3 puede contribuir a regular el sistema nervioso, en especial de los niños con problemas de atención.

Mejora tu concentración - Me gusta comer sano

La clave radica en los ácidos grasos que componen las membranas celulares del cerebro, ya que cuanto más grande es la proporción de ácidos grasos omega-3, más elevada es su plasticidad. En estas membranas se encuentran los receptores de los neurotransmisores.

 

Está demostrado que la deficiencia de ácido graso alfa-linoleico altera el desarrollo neuronal y perturba la composición y las propiedades de las membranas celulares y neuronas del cerebro. Esto explica la importancia de los ácidos grasos omega-3, ya que son imprescindibles en el desarrollo cerebral y en la comunicación química de las neuronas. De este modo, el déficit de atención puede estar asociado a las anomalías de los ácidos grasos omega-3.

 

Dieta rica en omega-3

Incluyendo alimentos ricos en omega-3 en nuestra dieta estaremos mejorando nuestra concentración, nuestro rendimiento y potenciaremos las capacidades cognitivas básicas como la memora, la resolución de problemas o el lenguaje.

 

  • Pescado azul: atún, sardinas y salmón.
  • Semillas de lino: añádelas al arroz, a las verduras o a los cereales del desayuno.
  • Semillas de chía: contiene 8 veces más de omega-3 que el salmón del Atlántico, 9 veces más de fósforo que la leche entera, 6 veces más calcio asimilable que la leche, 15 veces más magnesio que el brócoli, 3 veces más hierro que las espinacas, 4 veces más selenio que el lino y el doble de potasio que el plátano. Toma una cucharada de chía molida con las sopas, cereales o ensaladas.