Nuestro croissant

Nuestro croissant se ha convertido en la pieza de bollería por excelencia, gracias a su sabor equilibrado y su textura ligera. ¡Elige tu sabor preferido!

Con una atractiva sencillez y simple en apariencia, esta pieza en forma de media luna es imprescindible en los mejores desayunos clásicos del mundo. La receta tradicional con harina, levadura, mantequilla, leche y sal hace que su calidad dependa únicamente del valor de los ingredientes.

Y esa es la clave de nuestro éxito: la calidad de la materia prima, la ausencia de aditivos químicos y grasas hidrogenadas, el trabajo manual y las múltiples variedades para todos los gustos.

Nuestro croissant

  • Blanco: lo elaboramos con harina pura sin blanquear, ni tratada con productos químicos, que procede de trigo que no ha sido modificado genéticamente. Gracias a la mantequilla ecológica todas sus versiones son extra crujientes. Natural, crema, chocolate y manzana.
  • Integral: su principal valor es la autenticidad de la harina, que es entera y de trigo molido. Muchos panes y productos llamados integrales se elaboran a partir de harinas reconstituidas. Es decir, harinas blancas refinadas a las que se añade salvado tras la fermentación. Al trabajar con harina entera obtenemos un producto de verdad que contiene el germen (la parte más nutritiva del cereal) y el salvado (donde se localizan nutrientes como fibra, hierro y vitaminas del grupo B).
  • De cereales: se hace con harina ecológica de diversos cereales, azúcar de caña, levadura natural y mantequilla. Es, sin duda, el número uno en ventas quizás por su sorprendente paladar, fruto de la mezcla de cereales y semillas.
  • De espelta y de centeno: estas dos variedades nacieron por petición de nuestros clientes y son grandes éxitos. Las beneficiosas propiedades de ambos cereales les aportan valor añadido. La espelta confiere esponjosidad y sabor y resulta menos alérgica que el trigo. Mientras que el centeno mineraliza, regula el tránsito intestinal y se recomienda en dietas de adelgazamiento.
  • Vegano: una delicia aplaudida por los que optan por una dieta sin productos de origen animal y por quienes buscan calidad y sabor. Sus ingredientes básicos son un hojaldre con margarina no hidrogenada endulzado con sirope de agave y una melaza 100% vegetal sin calorías.
  • Salados: de jamón y queso o de frankfurt de tofu son la mejor opción para los que disfrutan de los alimentos más ligeros sin grasas saturadas.

Descubre los beneficios del pan ecológico, y nuestras últimas novedades: pan de maíz y pan de trigo sarraceno.