Objetivo: estimular las defensas

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

Para protegernos de las gripes y de los resfriados es importante fortalecer nuestro sistema inmunitario y ayudar a nuestro organismo a activar las defensas. Numerosas investigaciones sustentan la eficacia de determinados alimentos para controlar las concentraciones de glóbulos blancos (defensas) en la sangre. Descúbrelos!

– Cereales integrales, semillas y legumbres: conviene aumentar el consumo de estos alimentos durante las épocas frías, ya que son generadores de calor. Sobre todo se recomienda el consumo de trigo sarraceno.

Frutas y verduras ecológicas: tenemos que aprovechar la gran variedad de compuestos que nos ofrecen para aumentar las defensas. Destaca su riqueza en vitamina C y betacarotenos. Las frutas y verduras ecológicas tiene un contenido muy elevado de materia seca, son ricas en vitaminas (especialmente en vit. C). Durante esta época es recomendable ingerir frutas y verduras de temporada como el kiwi, los cítricos, el pimiento, la calabaza, el boniato, las zanahorias o las coles.

Yogur y kefir: los fermentados lácteos presentes en el yogur y en el kefir estimulan el funcionamiento del sistema inmunitario. Un estudio de la Universidad de California demuestra que tomar dos tazas de yogur al día durante un año aumenta un 500% los niveles sanguíneos de interferón gama, un potente antagonista de las infecciones. Además, otro estudio revela que las personas que consumen un yogur al día se constipan un 25% menos que las que no lo toman.

Equinácea: esta planta es uno de los mejores preventivos para evitar gripes y resfriados gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Además también favorece la curación de los dolores de garganta, así como las bronquitis o las sinusitis.

Finalmente, es recomendable disminuir el consumo de alimentos refinados, como harinas, de azúcares y grasas saturadas, ya que reducen la respuesta inmunológica.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!