Polenta – Técnicas de cocina

Polenta, un cereal sin gluten fácil de digerir. Descubre cómo cocinarlo para mantener sus propiedades y conseguir la textura perfecta, de la mano de la chef Mireia Anglada.

Es la sémola del maíz, un cereal rico en vitamina B1, asociada con el bienestar emocional. Se caracteriza por un intenso color amarillo, una textura suave y un sabor dulce, lo que lo convierte en un cereal ideal para incluir en la dieta de los más pequeños. Además, es muy fácil y rápida de cocinar, y resulta ideal para preparar recetas ligeras veraniegas.

A nivel nutricional, destaca su contenido en azúcares naturales que se liberan lentamente y mantienen estables los niveles de azúcar en sangre. Además, tiene un buen aporte de magnesio, un mineral que ayuda al crecimiento de los huesos y a la formación de los músculos, y de fibra soluble, que regula el funcionamiento intestinal, reduce el colesterol y elimina la ansiedad.

Polenta – Técnicas de cocina

  1. Pon a hervir 3 vasos de agua.
  2. Cuando arranque el hervor, añade 1 vaso de agua más para cortar la ebullición.
  3. Agrega la polenta en forma de lluvia.
  4. Cuece durante 5 minutos y apaga el fuego.
  5. Añade sal y aceite para aportar untuosidad.

Combínala con legumbre o frutos secos para obtener una proteína completa, o prepara estas deliciosas recetas: triángulos de polenta o hamburguesa de polenta y verduras.