Própolis, un antibiótico natural

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La llegada del frío es un buen momento para fortalecer el sistema inmunitario, con el objetivo de reducir las probabilidades de coger una gripe o un constipado. El própolis es muy eficaz para tratar ambas enfermedades, gracias a su poder antivírico y antiinflamatorio.

El própolis es un conjunto se sustancias resinosas y balsámicas, de color amarillo oscuro y consistencia viscosa. Se recoge de las colmenas, y las abejas lo elaboran con el material que recogen de los árboles y cortezas, y lo modifican con sus secreciones de saliva.

Diferentes estudios han demostrado los múltiples beneficios de esta sustancia. Es antibacteriano, antivírico, immuno estimulante, antiinflamatorio y cicatrizante.

– Afecciones respiratorias. Es eficaz en casos de anginas, faringitis, laringitis, sinusitis, otitis y aftas bucales. Aumenta las defensas y actúa como un verdadero antibiótico natural.

– Úlcera gástrica. Es de gran ayuda para combatir a la bacteria Helicobacter Pylori, responsable de esta enfermedad.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!