Proteínas vegetales, las más completas

Las proteínas están formadas por aminoácidos, y existen 8 aminoácidos que se consideran esenciales para el organismo. Estos aminoácidos deben ser ingeridos a través de la dieta, ya que no podemos obtenerlos de otra manera y sirven para establecer la calidad de las proteínas. De hecho, las proteínas que contienen la cantidad suficiente de cada uno de los aminoácidos se demonina proteína de alto valor biológico o proteína completa. Las proteínas de mejor calidad son las de origen animal (huevo, carne, pescado y lácteos) y las de origen vegetal (tempe, tofu y seitán). La Organización Mundial de la Salud recomienda que un 25% de las proteínas que comamos sean de origen animal, y un 75% de origen vegetal.

Las proteínas vegetales más populares son el tofu y el seitán:

– El tofu se obtiene a partir de la bebida de soja, una legumbre que contiene todos los aminoácidos esenciales. El tofu destaca por ser un alimento bajo en calorías, muy digestivo y libre de colesterol. Además, es muy rico en     isoflavonas, un componente muy adecuado para evitar los efectos de la menopausia. En la cocina, podemos cortarlo en dados y cocinarlo al wok, con verduras, añadirlo a una sopa o aderezarlo con unas gotas de shoyu o tamari.

– El seitán es un alimento de origen chino, consumido desde hace más de 600 años. Tiene un aspecto y una textura muy similar a los de la carne y se elabora a partir de la harina de trigo. Es un alimento muy rico en proteínas, no aporta grasas saturadas, ayuda a reducir el colesterol y se digiere muy bien. Se puede cocinar a la plancha, estofado, a modo de albóndigas, croquetas o rebozado.