Quinoa, imprescindible de verano 2018

La quinoa es un alimento excepcional a nivel nutritivo, ya que es rica en proteínas de alto valor biológico. Nos aporta todos los aminoácidos esenciales que necesita nuestro cuerpo, además de ser una buena fuente de fibra y minerales como el hierro y el calcio.

La quinoa es un pseudocereal de color marfil que tiene un sabor delicado que recuerda al de las nueces. Destaca por ser un alimento muy completo y libre de gluten.

La FAO OMS afirma que tiene un equilibrio de proteínas y nutrientes lo más cercano posible a un ideal para el cuerpo humano. Contiene un 13% de proteínas en peso seco. Eso quiere decir que una vez cocida e hidratada tiene casi tantas proteínas como la carne, y además de alto valor biológico, ya que aporta todos los aminoácidos esenciales que necesita nuestro cuerpo.

También es una buena fuente de fibra, que ayuda a combatir el estreñimiento y aporta sensación de saciedad, lo que convierte a la quinoa en una aliada perfecta para perder peso. Además, su perfil graso es bajo; tiene pequeñas cantidades de lípidos monoinsaturados y poliinsaturados.

La quinoa es un alimento muy remineralizante que contribuye a evitar el estrés y a mejorar el rendimiento mental, debido a su interesante contenido en minerales (hierro, calcio, magnesio, zinc, fósforo y potasio) y vitaminas (B1, B2 y B3).

Quinoa, imprescindible de verano

Resulta excelente para estas fechas porque tonifica los riñones y el bazo, donde se desarrolla la digestión y la asimilación intestinal de los alimentos hasta su transformación el el hígado.

Si todavía basas tu dieta en pan, arroz blanco y pasta refinada, el verano es un buen momento para introducir cereales y semillas integrales. Empezar por la quinoa es una buena idea, porque es un alimento muy completo a nivel nutritivo, de sabor neutro y muy versátil en la cocina.

La quinoa en la cocina

Utiliza 1 medida de quinoa por 1 y 1/2 de agua, hiérvela 5 minutos a fuego medio, reduce el fuego al mínimo, tapa la olla y cocínala durante 15 minutos, hasta que el agua se haya evaporado. Retírala del fuego y déjala reposar 5 minutos.

Úsala para preparar ensaladas refrescantes, saludables y deliciosas. Nuestra propuesta: tabulé de quinoa con tomate y menta fresca.

Además, es un excelente fondo de nevera para tener lista cuando llegues a casa y no tengas mucho tiempo de cocinar. Aguanta hasta 3 días en la nevera en un recipiente hermético de vidrio. Y, no hay que guardarla acompañada de vegetales, porque fermentan antes que el cereal. Por tanto, es preferible añadir las verduras justo antes de comer, para aprovechar al máximos sus propiedades.

¡Encuentra el bono imprescindibles en la app Veritas, acumula ecos y canjéalos por euros de descuento en tus compras!