Regenera la piel de tu rostro

El cambio de estación es una buena época para regenerar la piel de tu rostro. Sigue nuestros consejos para conseguir una piel más sana, revitalizada, oxigenada y luminosa.

Regenera la piel de tu rostro - Veritas

El ritmo apresurado, las comidas poco saludables, la calefacción y el frío son algunos de los factores que apagan el tono y la luminosidad de tu piel. Por ese motivo te recomendamos un plan de choque para empezar bien la primavera. Con sólo tres pasos lograrás una piel renovada por dentro y por fuera.

  1. Purificar

Es fundamental exfoliar el cutis en profundidad, para afinar el poro y eliminar las células oxidadas. Además de dar brillo y suavidad a nuestra dermis, los exfoliantes atenúan las cicatrices y las manchas. Sin embargo, no es aconsejable hacerlo más de una vez por semana, ya que podrían aparecer irritaciones.

Peelings caseros

Azúcar y aceite de oliva: mezcla 3c de azúcar de caña y 2c de aceite de oliva virgen. El azúcar exfoliará la piel, mientras que el aceite la reparará y nutrirá. Aplica la mezcla sobre el rostro mojado con masajes circulares muy suaves y aclara con abundante agua tibia.

Almendras, miel y limón: necesitas 1c de miel, 2 almendras molidas y 1/2c de zumo de limón. Tras emulsionar todos los ingredientes, extiende sobre el cutis humedecido, masajea y deja actuar durante 10 minutos. Retira con agua tibia.

  1. Revitalizar

Las cremas elaboradas a base de ingredientes vegetales son ideales para nutrirla, ya que consiguen que recupere su turgencia y luminosidad de manera natural.

Aceite de coco: hidrata la piel y mantiene la humedad en su interior para que no se reseque. Además, es muy rico en vitamina E, previniendo el envejecimiento prematuro. Hay que poner una pequeña cantidad donde aparecen las primeras arrugas de expresión.

Aloe vera: es capaz de estimular y fortalecer las fibras de colágeno y elastina, atenuando las arrugas y evitando su reaparición. También favorece una correcta distribución de la melanina, lo que ayuda a aclarar las manchas provocadas por el sol.

 

  1. Atacar desde dentro

Para que la limpieza de la piel sea completa el plan debe incluir una dieta correcta y un estilo de vida saludable.

Alimentación sana: toma diariamente frutas, verduras y cereales ecológicos, a la vez que reduces las proteínas animales y las grasas. Además, es necesario beber muchos líquidos como agua, zumos de frutas y caldos vegetales.

Ejercicio y descanso: es preciso realizar alguna actividad física de manera regular, para que la circulación sanguínea y linfática puedan realizar su doble función de drenaje de residuos y aporte de oxígeno a las células. Finalmente, el hecho de acostarse y levantarse temprano ayudará a la correcta regeneración nocturna.