Remedios naturales para aliviar la tos

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!


 

La tos es un mecanismo de defensa de nuestro organismo que intenta limpiar las vías respiratorias, ya que ayuda a expulsar las bacterias y las mucosidades d e los pulmones. Sin embargo, también puede indicar la aparición de una infección inminente.

Además del tratamiento establecido por el médico, te recomendamos una serie de remedios que ayudan a aliviar la tos, especialmente por la noche, cuando se agudiza e impide que podamos descansar.

– Zumo de limón con miel: a veces, un vaso de agua caliente con zumo de limón y miel consigue suavizar la garganta y calmar la tos.

– Infusión de regaliz: es muy efectiva. Hervimos una cucharada de regaliz troceada en 3 vasos de agua durante 10 minutos, lo colamos y lo tomamos caliente. Los caramelos de regaliz también calman la tos rápidamente. Además, existen otras hierbas como el poleo, el tomillo o la malva, que son muy efectivas contra la tos y las podemos tomar en infusión.

– La planta de loto: es muy útil para limpiar los pulmones de mucosidades.

– Chocolate negro: una onza de este tipo de chocolate puede ayudar cuando tenemos una tos persistente, porque la teobrima del cacao calma la tos.

– Hacer vahos: hacer inhalaciones del vapor que desprende una tisana hirviendo descongestiona y calma la tos. Si es seca mejor que sea de flores de malva, si es suave, de hojas de eucaliptos. Después podemos dejar el recipiente de la tisana debajo de la cama.

– Un baño caliente: es muy recomendable si hemos cogido frío. Después podemos tomar una infusión y aplicarnos un bálsamo de plantas respiratorias en el pecho y en la espalda.

– Limpiar las fosas nasales: podemos utilizar suero fisiológico para mantener la mucosa nasal hidratada.

– Un trozo de cebolla cerca del cojín: para aliviar la tos suave es recomendable este remedio tradicional que reduce la tos y permite el descanso. La cebolla cruda desprende una esencia que contiene compuestos azufrados que facilitan la eliminación de la mucosidad.

– Dormir incorporado.

– Mantener el ambiente húmedo con un humidificador.


¿Te ha gustado esta publicación? ¡Compártela!