Solomillo de cerdo ibérico con mermelada de cebolla

Solomillo de cerdo ibérico con mermelada de cebolla, un segundo plato muy festivo que aprovecha la buena sintonía que hay entre la carne de cerdo y los alimentos dulces como el tomate y la cebolla.

Solomillo de cerdo ibérico con mermelada de cebolla

Ingredientes:

Ingredientes para la mermelada de cebolla:

Ingredientes para los tomates cherry secos:

Elaboración:

  1. Ralla la piel de limón y resérvala.
  2. Corta la cebolla en láminas finas y ponla en una olla con los ajos y el aceite.
  3. Tápalo y deja que se cueza lentamente durante 30 minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Cuando la cebolla empiece a coger color, destápalo y añade la panela, el vino tinto y la ralladura de limón. Cuécelo lentamente hasta conseguir la textura deseada y resérvalo.
  5. Pela los tomates y ponlos en un bol junto con el resto de ingredientes de los tomates secos (tomillo, aceite, sal y pimienta), intégralos bien y extiéndelos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  6. Hornéalos y déjalos secar a 80ºC con la máxima ventilación.
  7. En una sartén dora el solomillo, condiméntalo y resérvalo en caliente.
  8. Saltea los guisantes y los tomates secos (5 por ración) con un poco de aceite de oliva y condiméntalos.
  9. Calienta la mermelada y pon 4 cucharadas en el centro de cada plato. Corta el solomillo en láminas y colócalas sobre la mermelada. Reparte el salteado de guisantes alrededor del secreto ibérico y sírvelo.

También te proponemos otras recetas navideñas, y opciones veganas.