Temporada de setas

Las setas llegan con el otoño aportándonos color, aroma y sabor a nuestras recetas. Además, son una buena fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes. Contienen fibra, reducen el colesterol y mejoran el funcionamiento del sistema inmunitario.

Temporada de setas - Me gusta comer sano

Las setas en la cocina

 

Lo primero que tienes que hacer es limpiar las setas, en el caso de que sean frescas. Puedes hacerlo con un trapo húmedo o bien pasándolas rápidamente por el grifo y quitándoles después la humedad en una centrifugadora de ensaladas. Es fundamental no dejarlas en remojo.

 

  • Salteadas en la sartén: calentamos la sartén con unas gotas de aceite y añadimos las setas poco a poco para evitar que se enfríe el aceite y las setas hiervan y extraigan el agua de vegetación. Después podemos añadirlas a un guiso, tortilla, lasaña, paté…

 

  • Al horno: ideal para las setas más carnosas, con un chorrito de aceite.

 

  • Confitadas y conservas caseras: la conserva se puede hacer con sal o con aceite, esterilizando las setas previamente utilizando 6 partes de aceite por 4 de vinagre. Si escogemos conservarlas en vinagre, agua, vino blanco y sal, el resultado será un confitado.

 

  • Otra opción es triturar diferentes tipos de setas secas hasta obtener un polvo que añadiremos a vinagretas, salsas, guisos o tortillas.