Toma fibra y gana salud

Está científicamente probado que la fibra es un nutriente fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Además de facilitar el tránsito digestivo, permite sintetizar la glucosa vinculada con la actividad mental, conserva la flora intestinal en perfectas condiciones y protege de la obesidad y la diabetes.

Toma fibra y gana salud - Veritas

Existen dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble. La primera se encuentra en legumbres, frutos secos, fruta, verdura y cereales. Al entrar en contacto con el agua se forma un gel que tiene la capacidad de generar sensación de saciedad. Es la responsable de reducir los niveles de glucosa y colesterol. La insoluble forma parte de los alimentos como los cereales y derivados, especialmente integrales. Evita el estreñimiento.

  • Cereales: el pan integral, el arroz integral y los copos de avena contienen celulosa, el principal componente de la fibra y responsable de evitar el estreñimiento.
  • Legumbres: sabrosas y energéticas, las legumbres han formado parte de la alimentación diaria. Media taza de lentejas contiene 5.2gr de fibra.
  • Verduras y hortalizas: aunque las verduras son ricas en fibra, no lo son tanto como otros alimentos. Por tanto, si queremos obtener sus beneficios a través de este grupo tendremos que consumir más cantidad. 100gr de alcachofas contienen 8.6gr de fibra, una vaina de guisantes, 4gr, una zanahoria cruda 2.3gr…
  • Fruta: es aconsejable comer manzanas, peras y ciruelas con piel. Las moras y las frambuesas también aportan una buena cantidad, y las naranjas, los higos, los plátanos y el coco mejoran el tránsito intestinal.
  • Frutos secos, fruta seca y semillas: el desayuno y la merienda son las mejores ocasiones para consumir dátiles, albaricoques secos, higos secos, ciruelas pasas, almendras, nueces y cacahuetes.