Tomates de nuestra tierra

El tomate es una de las hortalizas más representativas de la dieta mediterránea. Su olor, su sabor y su textura hacen que sea el alimento perfecto para incluir en cualquier plato.

Este verano podréis disfrutar de una amplia variedad de tomates, ya que en Veritas hemos recuperado nuestras variedades locales, que son las que mejor se adaptan a las condiciones de la tierra en la que se producen.

— Cor de Bou: carnoso, muy dulce y con mucho jugo. Su piel es fina y tiene     pocas semillas. Es un tomate ideal para comerse con un poco de sal y aceite de oliva virgen extra.

— Perla: es un poco más grande que el tomate Cherry, más sabroso y muy dulce, gracias a su riqueza en azúcares. Por sus dimensiones y su exquisito sabor se puede consumir sin ningún tipo de condimento.

— Verde: de color poco intenso, esconde una pulpa dura, grande y muy carnosa. Es el tomate estrella de las ensaladas.

— San Marzano: es delgado y alargado, con pocas semillas y su carne es gruesa. Tiene un sabor fuerte, dulce y poco ácido. Es considerado uno de los ingredientes principales de la pizza napolitana.

— Berner Rose: su forma es irregular y tiene un color rosado. Es suave, jugoso, ligeramente dulce y muy aromático.

— Elvirado: es muy conocido y apreciado en los mercados por su extraordinario sabor.

Además podréis encontrar otras variedades, como el tomate Morat Prince, Cor de Bou vermell, Cherry (rojo, negro y amarillo), Montserrat y Raf. Todos ellos proceden del cultivo ecológico, lo que significa que la intensidad de su sabor es extraordinaria. Además, aportan más nutrientes que los cultivados en explotaciones intensivas, con fertilizantes químicos y pesticidas. Según un informe publicado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los tomates ecológicos son más beneficiosos que los cultivados de forma convencional, ya que concentran un nivel superior de antioxidantes.