Trigo sarraceno – Técnicas de cocina

Trigo sarraceno, un pseudocereal con un alto porcentaje en proteína, apto para celíacos.

También destaca por su capacidad para calentar el organismo, a la vez que tonifica y fortalece los riñones; contiene flavonoides, ideales para mejorar la circulación, y equilibra el sistema nervioso.

 

Trigo sarraceno hidratado

Se utiliza para hacer creps.

  1. Ponlo en remojo toda la noche para extraer el mucílago, que es lo que sustituye al huevo y a la harina en tus recetas.
  2. Tritura en la batidora. Gracias al mucílago la masa quedará ligada.
  3. Friélo en la sartén. Gracias al mucílago podrás cuajarlo sin problema.

Trigo sarraceno hervido

Se consume como el arroz, mezclado con verduras o los ingredientes que prefieras.

  1. Hierve una medida de trigo sarraceno por dos de agua para que el cereal quede suelto.
  2. Añade sal para alcalinizar el cereal.
  3. Cuando empiece a hervir, tapa y baja el fuego al mínimo para que no se queme. Hierve durante 15 minutos aproximadamente, hasta que se absorba el agua para poder aprovechar todas las vitaminas.