Tu rostro habla de ti

El refranero no se equivoca: la cara es el espejo del alma. Pero también lo es del cuerpo, ya que al mirarnos el rostro podemos obtener mucha información sobre el estado de nuestro organismo. Aprende a descubrir qué denotan ciertos rasgos físicos, la manera de leer su significado y ofrecer claves para mejorar la salud a partir de esta lectura.

Tu rostro habla de ti - Veritas

Durante más de 5.000 años los médicos orientales han utilizado el conocimiento de la humanidad y de la relación del hombre con la naturaleza para desarrollar una medicina simple, práctica y humana, con el objetivo de curar enfermedades y mantener la salud.

La medicina oriental define como constitución lo que cada persona hereda de sus padres y antepasados, junto con el que se formó durante el periodo de gestación. A lo largo de la vida la constitución prácticamente no cambia, y conocerla permite aprender a respetarla y escoger una forma de vida de acuerdo para poder vivir mejor.

Tu rostro y tu constitución hablan de ti

Existen dos tipos de constitución: yin y yang; aunque todos podemos tener una mezcla de ambos. Las personas yang (bajas, anchas de espaldas y con el óvalo facial cuadrado) se ven afectadas sin consumen alimentos extremadamente yang, como por ejemplo un exceso de carne, huevos, embutidos y sal. Esto les provocará un desequilibrio a nivel emocional que se traducirá en arrogancia, agresividad, falta de flexibilidad y tendencia a estresarse. Por su lado, si una persona yin (delgada, con manos y huesos finos y cara alargada) opta por una alimentación con muchos dulces, pasteles, zumos de fruta, etc. sufrirá una bajada de energía importante y su estado de ánimo acusará victimismo, depresión, hipersensibilidad, frío interior y preocupación.

CARACTERÍSTICA YIN YANG
Altura Alto. Bajo.
Forma de la cara Redonda o alargada. Cuadrada.
Ojos Separados y salidos. Juntos y hundidos.
Nariz Larga y prominente. Inclinada hacia abajo. Corta y chata. Respingona.
Boca Amplia y grande. Estrecha y pequeña.
Dientes Grandes y separados. Orientados hacia fuera. Estrechos y juntos. Orientados hacia dentro.
Barbilla Estrecha y en punta. Sin oyuelo. Ligeramente cuadrada. Con oyuelo.
Mano Palma corta. Palma larga.
Dedos Largos y delgados. Cortos y amplios.
Uñas Alargadas y estrechas. Amplias y cuadradas.
Torso y extremidades Torso corto y extremidades largas. Torso largo y extremidades cortas.