Verduras crucíferas, protectoras de la salud

Las llamadas verduras crucíferas tienen propiedades medicinales que ayudan a proteger nuestra salud de diferentes enfermedades. Existen estudios que asocian el consumo de este tipo de verduras a unos índices de cáncer más bajos. Las crucíferas son muy ricas en antioxidantes, fibra, betacarotenos y vitaminas C y K. Para que no pierdan sus propiedades es mejor consumirlas cocidas al vapor o crudas.

La familia de las crucíferas, que recibe su nombre por sus hojas en forma de cruz, incluye 390 géneros y 3.000 especies, aunque las más conocidas son la col, el brócoli, la coliflor, la col lombarda, las coles de Bruselas, el rábano, el nabo y la rúcula.

Col: vitaminas y fibra

Es originaria de diversas zonas de la costa europea, y se consume cruda, cocida, fermentada o en zumo. Se pueden aprovechar sus hojas exteriores para hacer salteados de verduras, ya que son muy ricas en vitaminas, minerales y fibras. Todas las verduras de la familia de las coles (col de Bruselas, brócoli, coliflor y col lombarda) previenen las enfermedades degenerativas, estimulas el sistema inmunológico y contienen azufre, un potente antioxidante.

Rábano: diurético y rico en hierro

Ya se cultivaba en China hace 2.500 años y también se encontró representado en las pirámides de Kheops. Es un excelente diurético que resulta ideal para acompañar alimentos fritos, ya que disuelve su grasa y ayuda a su digestión. Tiene un sabor picante y sus hojas son muy ricas en hierro.

Nabo: más calcio que la leche

Además de hierro, las hojas del nabo contienen 190mg de calcio por cada 100g. Es, por tanto, la verdura más rica en este mineral. Destaca, también, su capacidad para eliminar el ácido úrico de la sangre y su capacidad para favorecer la digestión de los alimentos grasos. Lo mejor es acompañar este tipo de alimentos con un par de cucharadas soperas de nabo rallado crudo.

Rúcula: muy digestiva

Es una planta mediterránea que ya se cultivaba durante la época de los romanos. Tiene un sabor picante y un importante efecto digestivo.