Batch cooking: cocina un día y come sano toda la semana

Comer bien sin pasarse horas entre los fogones es posible gracias al batch cooking, un método que ya utilizaban nuestras abuelas y madres para ahorrar tiempo. Se trata de cocinar un día diferentes alimentos, guardarlos e ir combinándolos el resto de la semana.

Batch cooking: cocina un día y come sano toda la semana - Veritas

El secreto está en encontrar un par de horas o tres seguidas para cocinar; por eso la mayoría suele hacerlo en sábado o domingo. Poner en práctica ese método te ayudará a comer mejor y no tendrás la excusa de la falta de tiempo para que tu dieta sea saludable y equilibrada.

Cereales, verduras y proteínas de buena calidad deben ser la base de tu alimentación. A partir de ahí puedes preparar unas verduras de temporada salteadas, al vapor, en pisto o al horno, que pueden convertirse en una tortilla, en una crema o comerse tal cual con un poco de aceite y sal. Un huevo duro enriquece todo tipo de platos (desde ensaladas y guisos de carne hasta pescados a la plancha) y las legumbres cocidas pueden tomarse con cereales y verduras o transformarse en un delicioso hummus.

Batch cooking: cocina un día y come sano toda la semana

Planifica los menús

Escribe lo que quieres comer durante los siete días de la semana, especificando los desayunos, las comidas y las cenas.

Haz la lista de la compra

Elabora una lista de la compra detallada que incluya todos los ingredientes que vas a necesitar.

Elige un día para cocinar

Decide el día y la hora en la que cocinarás. Por ejemplo, si vas a hacerlo el viernes por la tarde, planifica el menú y prepara la lista de la compra el jueves por la noche, haz la compra al día siguiente cuando salgas de trabajar y dedica el resto de la tarde a cocinar.

Prepara los alimentos por separado

La idea básica es preparar, cocinar y conservar los diferentes ingredientes de un plato por separado para mezclarlos después. Es aconsejable cocer huevos y legumbres; hervir pasta, arroz y quinoa; hacer salsas, sofritos, caldos y vinagretas, etc. Por supuesto, es importante saber qué alimentos aguantan bien en la nevera y cuáles es preferible congelar.

Congela en porciones

Al congelar, hazlo en porciones para que sea más práctico y recuerda no llenar del todo el recipiente en el caso de sopas y cremas, ya que el líquido se dilata al congelarse ocupando más espacio. Y no olvides colocar etiquetas con la fecha de congelación y el nombre del alimento principal o de la receta.

Descubre nuestra propuesta de menú de batch cooking vegano.