Cacao en polvo, imprescindible de otoño 2018

El cacao en polvo ecológico y de comercio justo es un producto ideal para preparar postres de otoño o tomar una bebida caliente, que estimula las endorfinas del cerebro y proporciona bienestar.

Considerado un superalimento, el cacao es un gran antioxidante rico en magnesio y hierro. Además, aporta la energía necesaria que se adapta a tus necesidades. Es decir, te activa si tienes la necesidad de estar despierto, o te aporta calma mental y te relaja físicamente gracias al magnesio que contiene. También regula la tensión arterial gracias a los flavonoides que contiene, y tiene un efecto antiinflamatorio.

Por otro lado, el consumo de cacao ayuda al cerebro a producir anandamida, un neurotransmisor que proporciona sensación de placer y felicidad. También contiene serotonina y feniletilamina, hormonas que estimulan la sensación de bienestar.

El cacao puro ecológico es un alimento saludable, ya que no contiene azúcares refinados ni grasas hidrogenadas. Además, tiene un gran poder antioxidante, a diferencia del cacao tostado (a menudo refinado). El cacao tostado pierde muchas de sus cualidades al someterse al calor, ya que los flavonoides del cacao se descomponen; se pueden perder hasta un 70% de antioxidantes.

A la hora de comprar cacao, es importante que lo elijas ecológico y de comercio justo. De esta manera te aseguras que no lleva residuos ni aditivos químicos y que las personas que han trabajado en su recolección y manipulado han sido remuneradas justamente por su trabajo. Inviertes en salud y ayudas a las familias productoras a tener una vida más digna.

Cacao en polvo, imprescindible de otoño

Con el cambio de estación hay menos horas de luz y los primeros fríos provocan una bajada de las temperaturas. Como consecuencia, también se reducen los niveles de serotonina y nos apetecen alimentos más energéticos que nos hagan sentir bien, como el cacao, que proporciona una agradable sensación de bienestar y estimula las endorfinas del cerebro.

Cacao en polvo en la cocina

El cacao en polvo resulta ideal para preparar postres otoñales como pasteles, bizcochos caseros, magdalenas, panacottas y mousses. Nuestras propuestas:

Y, si además quieres añadirle efectos probióticos, prepara una taza de cacao en polvo con bebida vegetal y kuzu. Diluye el kuzu en frío, calienta y añade canela en polvo.

¡Encuentra el bono imprescindibles en la app Veritas, acumula ecos y canjéalos por euros de descuento en tus compras!