Nutrición y ciencia

Caldos preparados ecológicos

Caldos preparados ecológicos

Pocas cosas gustan más que una sopa bien caliente cuando llegan los primeros fríos. De ahí que los caldos preparados no falten en casi ninguna cocina. Pero ¡recuerda!: Sólo si eliges caldos ecológicos te aseguras de que todos sus ingredientes son frescos y naturales, y están libres de aditivos, conservantes, aromas y extractos artificiales.

Caldos preparados ecológicos - Estudios - Veritas

Preparar un caldo o una crema es muy fácil, pero requiere tiempo y dedicación para conseguir un plato rico en sabor, aroma y propiedades nutritivas. Los caldos, consomés, sopas y cremas de producción ecológica se cocinan siguiendo las recetas tradicionales, únicamente con ingredientes frescos, y basta con calentarlos para disfrutar de un plato de cuchara saludable y equilibrado.

En cambio, en la elaboración no ecológica se permite la incorporación de hidrolizados de proteínas, aromas, extractos y aditivos autorizados, como los potenciadores de sabor.

Caldos preparados ecológicos

¡Sin glutamato monosódico!

El glutamato monosódico (GSM) es el aditivo alimentario E621 y se añade a los caldos no ecológicos para potenciar el sabor a carne o proteína. Está prohibido en la producción ecológica y existen estudios que demuestran sus repercusiones negativas sobre la salud. Por ejemplo, su consumo incluso se ha relacionado con la obesidad (Olney, 1969).

El aliado perfecto de tus recetas

Su poder tonificante, reconstituyente y estimulante se debe, en gran medida, a su aporte mineral. Al comparar los caldos ecológicos con los no ecológicos, queda de manifiesto que los primeros tienen más propiedades, algo que se mantiene cuando se utilizan para preparar arroces o guisos, ya que los minerales no se destruyen durante la elaboración.

MineralComposición ecológicaComposición no ecológicaValoración (Δ) a favor
Calcio12225388%
Magnesio46,425,780%
Hierro0,4820,158205%
Zinc0,0650,023182%

Son casi un 400% más ricos en calcio

Los niveles de calcio y magnesio del caldo ecológico son, respectivamente, un 388% y un 80% superiores a los del producto no ecológico gracias a la mayor presencia de estos minerales en las verduras y hortalizas utilizadas, unos nutrientes que al ser fácilmente solubles pasan sin problemas al caldo. En la misma línea, los caldos ecológicos atesoran un 205% más de hierro y un 182% más de zinc frente a los no ecológicos

Ayudan a cubrir las necesidades diarias

Ese elevado contenido mineral convierte a los caldos vegetales en imprescindibles en una dieta saludable. Así, 200 ml de caldo vegetal ecológico aportan el 25% de la ingesta diaria de calcio; y el 22% de la de magnesio para el hombre y del 38,7% en el caso de la mujer, debido a que la dosis recomendada de magnesio varía en función del género. Y si nos referimos al hierro, esta cantidad representaría el 6% de la ingesta diaria para el hombre y el 2,7% para la mujer porque las exigencias femeninas de este oligoelemento son mayores.

En cambio, 200 ml de caldo vegetal no ecológico apenas cubrirían el 4% de la cantidad diaria recomendada de calcio; el 12,2% de la de magnesio para los hombres (21,4% en el caso de las mujeres); y el 2% de la de hierro para el hombre (0,83% para la mujer)

M.D.Raigón.

Dpto. Química. Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural. Universidad Politécnica de Valencia.

Contenido relacionado

  • Nutrición y ciencia

Miel ecológica, un alimento medicinal – Estudios

Totalmente pura y natural, la miel ecológica conserva intactos sus...

  • Nutrición y ciencia

Avena, por qué es mejor que sea ecológica – Estudios

Muy completa a nivel nutritivo, cuando la avena es de...

  • Nutrición y ciencia

Calabaza ecológica: más del doble de antioxidantes y minerales – Estudios

Rica en fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, los estudios demuestran...

  • Nutrición y ciencia

Las manzanas ecológicas aportan más minerales – Estudios

Las manzanas ecológicas aportan más minerales y resultan mucho más...