Con el frío, tus manos se deshidratan y resecan con facilidad. Además de cremas que las nutran, protejan y suavicen sin engrasarlas, necesitan algunos cuidados extra.

El aloe vera es un gran antioxidante, que no sólo hidrata y rejuvenece la piel, también es un excelente regenerador de las células cutáneas dañadas por el sol, gracias a su riqueza en nutrientes y sus propiedades emolientes.

Todo sobre los protectores solares: en qué se diferencian los filtros naturales de los químicos, cuál es el factor de protección más adecuado para cada parte del cuerpo, cómo actúan los rayos solares… Es hora de aclarar dudas para evitar quemaduras y quedarnos únicamente con los beneficios del sol.

El cambio de estación es una buena época para regenerar la piel de tu rostro. Sigue nuestros consejos para conseguir una piel más sana, revitalizada, oxigenada y luminosa.

Combate la piel reseca a través de una correcta hidratación. Descubre cuáles son los ingredientes estrella y algunos consejos de belleza.

Evita el acné a través de la alimentación. El acné no es una problemática asociada al crecimiento, sino que tiene un origen hormonal, y por este motivo hay casos de acné a los 20, 30, e incluso a los 40. Xevi Verdaguer te explica cómo acabar con el acné.

El uso de aceites corporales se ha convertido en una tendencia en alza, gracias a sus beneficios cosméticos y terapéuticos. Te enseñamos cómo usarlos y cuáles son las propiedades de cada uno de ellos.

De la misma forma que alimentas a tu organismo para tener más energía, sentirte mejor y protegerte de las enfermedades, tu piel también necesita comer y estar bien nutrida, en especial durante los meses más fríos del año.

Cuando llega el otoño  nuestro pelo tiende a renovarse y aumentan los casos de caída. Por ello, es el momento de repararlo y nutrirlo con el objetivo de devolverle toda su vitalidad.

De la misma manera que nos cuidamos por dentro comiendo alimentos ecológicos, tenemos que utilizar cosméticos naturales, elaborados con ingredientes de origen vegetal que no contengan sustancias sintéticas, porque nuestra piel también come.

Nuestra piel cambia con el tiempo, y sus necesidades, también. A los veinte años, luchamos contra las pequeñas imperfecciones; a los treinta, queremos disimular el cansancio; a los cuarenta, intentamos frenar el paso del tiempo… Es hora de elegir los cuidados que mejor se adaptan a nuestra situación.

Ya llega el buen tiempo y debemos mimar nuestra piel y cabello.
¡Qué mejor que usar productos naturales para prepararnos para los calores estivales!