Ver productos relacionados Además de sangre, la menstruación contiene mucosa, células de revestimiento uterino, células madre, plasma e incluso anticuerpos. Y también líquido linfático lleno de vitaminas, proteínas, glúcidos, minerales…, hasta restos de metales pesados y contaminantes. Una auténtica depuración que el organismo femenino realiza de manera natural.