Cereales en grano, la energía más completa

Comer cereales en grano de manera regular nos asegura un buen nivel de energía y vitalidad gracias a sus beneficios nutricionales.

Los expertos recomiendan el consumo de cereales integrales, que se puede hacer en forma de granos enteros o bien en formas procesadas, como los copos, las sémolas o las harinas. La unidad energética y la vitalidad del grano entero es incomparable a la de una harina. El grano contiene todo su potencial de vida, y si lo plantamos crecerá una planta aunque haya estado almacenado durante cien años.

Cereales en grano, la energía más completa

Arroz integral, energía de larga duración

Es una pieza clave en una dieta saludable. Aporta energía de larga duración, regula el organismo, construye los tejidos, fortalece el páncreas y el bazo, expulsa toxinas y tiene un efecto positivo sobre el sistema digestivo, que lo hace adecuado en casos de diarrea y nauseas y para combatir los efectos de la diabetes.

  • Regula el sistema nervioso: según la medicina oriental, tiene un efecto calmante. Una propiedad que, en términos de medicina occidental, puede tener que ver con las vitaminas y los minerales que contiene. Se recomienda para activar el desarrollo intelectual de los más pequeños.

Mijo, sin gluten

El mijo es uno de los cereales más antiguos. Procede de África central y está siendo redescubierto en Occidente, ya que es el más rico en hierro y una buena alternativa al arroz. Se encuentra entre los pocos cereales sin gluten, lo que resulta muy interesante para las personas celíacas, y se recomienda consumirlo con regularidad, entre una y cuatro veces por semana.

  • Activa la digestión: es adecuado en casos de problemas estomacales por falta de fuerza digestiva, como digestiones lentas, flatulencia, etc. También se recomienda a personas que quieren perder peso, porque reduce grasas y líquidos.
  • Combate el agotamiento: ayuda a superar la debilidad psíquica, la astenia o la falta de ánimo y el cansancio, porque nos proporciona vitalidad instantánea y es muy revitalizados y mineralizante. Además, resulta eficaz para combatir el estrés y la irritabilidad nerviosa.
  • Favorece la regeneración celular: es excelente para fortalecer la salud de la piel, el cabello, las uñas y los dientes.
  • Apropiado para los deportistas: es ideal para reponer la pérdida de minerales durante el deporte gracias a su alto contenido en magnesio. Además, alivia las rampas musculares y fortalece los músculos.

Trigo sarraceno, muy vitalizante

El trigo sarraceno genera una gran cantidad de energía y resulta muy vitalizador. Por tanto, es un cereal magnífico cuando estamos cansados, apáticos o deprimidos.

  • Tonifica los riñones: la medicina tradicional china lo recomienda para tonificar los riñones y el aparato reproductor, y se tiene que tomar cuando nos duele la zona lumbar.
  • Calienta el organismo: como es un alimento que originariamente crece en la estepa siberiana, es un generador de calor y nos calienta en el momento en que lo comemos. Está especialmente recomendado para las personas frioleras y con tendencia a constipados.

Maíz, antioxidante

Se trata del único cereal que contiene betacaroteno, un antioxidante que combate el envejecimiento y protege la piel, los ojos y las vías respiratorias. Además, no contiene gluten.

  • Muy energético: como es rico en hidratos de carbono de absorción lenta, nos aporta energía durante todo el día y eso lo hace adecuado para niños y deportistas.
  • Rico en fibra y vitaminas: su fibra favorece la digestión y reduce el colesterol, mientras que las vitaminas del grupo B tonifican el sistema nervioso.

Trigo, rico en proteínas

El trigo es un cereal muy rico en proteínas que refuerza la musculatura, pero a la vez es ligero, y según la medicina tradicional china, tiene la capacidad de regenerar el hígado.

  • Contribuye a la formación de grasa: se recomienda a niños y personas frágiles, porque ayuda a aumentar la formación de grasa y ganar peso.
  • Relaja la mente: como es refrescante, ayuda a calmar la mente y relajar el cuepro.

Espelta, ocho aminoácidos esenciales

Aporta los ocho aminoácidos esenciales, una cuestión de especial importancia para todos aquellos que no comen carne, ya que no obtienen aminoácidos de productos animales.

  • Favorece el descanso: se considera un alimento antiestrés gracias a su alto contenido en magnesio, diez veces más que cualquier variedad del trigo común. Por tanto, ayuda a descansar mejor.
  • Regula el tránsito intestinal: gracias a su elevado contenido en fibra.
  • Estimula el sistema inmunitario: contiene glúcidos particulares mucopolisacáridos que juegan un papel importante en la coagulación de la sangre y estimulan las defensas del organismo.

Avena, suave y digestiva

La avena nos da energía y resistencia para afrontar los esfuerzos físicos e intelectuales y nos ayuda a superar el estrés porque es un gran reconstituyente del sistema nervioso.

Su característica más distintiva es la digestibilidad, y por eso se aconseja a las personas con problemas digestivos. Además, está indicada durante la lactancia materna, porque aumenta la calidad de la leche.

Cebada, desintoxicante

Estamos ante un cereal que limpia, desintoxica y nos ayuda a perder peso. Según la medicina tradicional china, ayuda a mejorar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, y es por eso que se recomienda a las personas que toleran mal las grasas.

  • Facilita la digestión: gracias a su capacidad digestiva, suaviza las inflamaciones del sistema digestivo y urinario de los niños.

Centeno, mineralizador

Es muy energético y mineralizador y se aconseja en casos de arteriosclerosis e hipertensión arterial porque favorece la circulación d ela sangre, da elasticidad a los vasos sanguíneos y regenera los capilares frágiles.

Descubre nuestras recetas con cereales.