Chucrut, imprescindible de otoño 2018

El chucrut es una de las maneras más antiguas de conservar la col. Al haber sido fermentada, aumenta su efecto probiótico y evita posibles infecciones y gripes. También contiene tiamina, que ayuda a las células a convertir los hidratos de carbono en energía.

Los microorganismos vivos que genera el chucrut durante la fermentación enriquecen, mantienen y equilibran la flora intestinal. Tienen la capacidad de limitar la proliferación de los patógenos y de reducir las inflamaciones. Además, hay estudios que demuestran que los consumidores de alimentos fermentados sufren menos gastronteritis, y que las personas con sobrepeso mejoran su estado y tolerancia a la glucosa.

Chucrut, imprescindible de otoño

Es imprescindible en esta estación para reforzar la inmunidad, con el objetivo de evitar posibles infecciones, catarros y gripes. Las bacterias de este fermentado repoblan la flora intestinal tras una toma prolongada de probióticos, ya que tienen un efecto benéfico sobre la mucosa intestinal y refuerzan la barrera intestinal, reduciendo así la permeabilidad del intestino.

Chucrut en la cocina

Es un gran acompañamiento de platos de carne o vegetarianos. Además, resulta excelente como condimento en vinagretas y salsas, en ensaladas, para preparar sandwiches o como topping en tostadas, crackers, cocas y pizzas. Nuestra recomendación: bocata de tempe, chucrut y rabanitos.

¡Encuentra el bono imprescindibles en la app Veritas, acumula ecos y canjéalos por euros de descuento en tus compras!