Cocina de aprovechamiento, una iniciativa contra el derroche alimentario

Saludable, sostenible y solidaria. Así es la Cocina de aprovechamiento, una iniciativa pionera que tiene el objetivo de luchar contra el desperdicio alimentario.

Aprovechamos los alimentos que sabemos que no se venderán en nuestras tiendas, por algún detalle de su aspecto, y elaboramos nuevos productos con valor añadido, deliciosos y altamente nutritivos. Así conseguimos ofrecer un producto fresco y artesano y, a la vez, actuamos de manera comprometida y responsable contra el derroche alimentario.

Se trata de recuperar el espíritu de nuestras abuelas, que inspirándose en los alimentos que tenían en la despensa elaboraban recetas de aprovechamiento propias, unos platos tan buenos y nutritivos como imaginativos.

De esta forma elaboramos todas las recetas en la cocina. En el caso del sofrito de tomate, por ejemplo, recibimos los alimentos de las tiendas, seleccionamos lo que podemos aprovechar y lo limpiamos. Quitamos la piel y las semillas del tomate, sofreímos la cebolla con ajo y añadimos el tomate. Cuando la cocción está a punto, embotellamos el sofrito, lo pasteurizamos a 120º durante tres minutos, lo etiquetamos y lo volvemos a enviar a la tienda.